Tecnología

Social Textiles, una red social ‘wearable’ del MIT

social-textiles-mit
Escrito por Mihaela Marín

Los canales digitales nos han agilizado tanto la comunicación que ahora podemos interactuar en tiempo real. A raíz de esto, ha nacido un verdadero culto para el efecto estimulante de conexión instantánea que experimentamos cuando usamos las herramientas de la red y entre las cuales las redes sociales han ganado un lugar especial entre las preferencias de los usuarios.

Pero si llegamos a profundizar un poco más en el tópico de proximidad que se ha creado en torno a la comunicación online, se abre la pregunta de si la tecnología es capaz de acercar a la gente, a pesar de la pared que nos levanta la virtualidad.

Está claro que todavía se podrían encontrar nuevas formas de vincular a las personas y una de estas ha sido investigada más a fondo por un grupo de estudiantes de MIT Media Lab. Estos han decidido dar una vuelta al concepto de red social para convertir lo intangible en tangible.

Con este objetivo ha nacido Social Textiles, un proyecto que pretende mover los perfiles digitales al espacio offline usando la ropa como plataforma digital. Estos han decidido crear una colección de camisetas inteligentes que se iluminan cuando sus usuarios están cerca el uno del otro y comparten un interés común. Básicamente, se trata de una visión distinta de crear vínculos que pretende aportar un sentido de realidad a la típica interacción virtual.

Antes de nada, los estudiantes que también son miembros de otros dos grupos de MIT, Fluid Interfaces y Tangible Media, han tenido que ingeniar una forma de incorporar la plataforma de conversación en los tejidos.

socialtextiles_technology

Imagen

Las camisetas han sido diseñadas para responder con estímulos hápticos cuando dos usuarios que llevan la camiseta están a una distancia de menos de 3 metros. En ese momento la tecnología que lleva integrada la prenda avisa a su propietario de la presencia de otros miembros de la plataforma wearable a través de una respuesta táctil en función del grado de relación con la persona. Si se trata de un amigo muy cercano la sensación es de ligero golpe en el hombro, pero la percepción puede disminuir en intensidad a medida que la persona esté más alejada de su círculo íntimo de amigos.

Además de la respuesta háptica, la camiseta está también diseñada para hacer visible la interacción física. En caso de contacto más cercano como por ejemplo un apretón de manos, se ilumina una palabra que define el interés común de las dos personas y que puede ser desde una marca o comunidad compartida hasta la misma universidad en la que estudiaron.

Más que otro ejemplo de innovación en el campo de la tecnología wearable, lo que intenta promover el grupo de MIT es un concepto distinto de interacción con el contenido digital:

“Social Textiles representa quien eres y refleja de manera dinámica los intereses compartidos con las personas cercanas. Te permite tener acceso a las comunidades en el mundo físico y mejora las interacciones sociales a través de la mensajería social wearable”.

Aunque de momento está en fase de desarrollo, los autores del proyecto creen que la tecnología de su “red social wearable” podría tener oportunidades de encontrar aplicación en la vida real y llegar incluso a las estanterías de las tiendas.

La perspectiva de acceder a nuestro perfil virtual desde otras interfaces que no sean las pantallas de nuestros dispositivos indica que estamos en la transición hacia una etapa superior de experiencias interactivas.

 

Imagen principal 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.