Tecnología

Slack le come terreno a Facebook de una forma inesperada

slack_invierte_en _startups
Escrito por Lara Olmo

Facebook y Snapchat no calculaban que Slack podría ser algo más que una herramienta de trabajo, pero hay quien ya la usa con otros fines más lúdicos.

Hasta ahora lo habitual era que Slack sirviera para conectarse y trabajar con compañeros de trabajo o de proyectos profesionales. Pero serán los Gifs, los emojis personalizables, su carácter desenfadado (o todo al mismo tiempo), que cada vez más usuarios empiezan a darle una aplicación social con la que seguramente Facebook y otras redes sociales no contaban.

Ya se sabe lo que pasa con las herramientas digitales y las aplicaciones: cuando una innova en un servicio y le funciona, las demás se lanzan a copiarlo. El respeto a la propiedad intelectual en el mundo digital brilla bastante por su ausencia, aunque son las propias compañías las que lo toleran y participan de ese “juego”.

El propio Facebook ha metido la cabeza en el campo de las empresas para ganarle terreno a Slack, lanzando (o renombrado, puesto que ya tenía una herramienta similar) un servicio similar bajo el nombre Workplace, para conectar con los compañeros de oficina pero al estilo de una aplicación social.

Con lo que quizá no contaba Zuckerberg fuera que el panorama se revirtiera, y los usuarios empezaran a darle una utilidad social a una herramienta de naturaleza profesional. Como muestra de ello desde Inc destacan el caso de Techqueria.org, una comunidad de hispanos relacionados con el mundo de la tecnología que tiene dos grupos, uno en Facebook y otro en Slack. Lo que quizá no esperaba su precursor, David Silva, era que el segundo funcionara mucho mejor.

Slack, cada vez más cerca de acabar con el email

Lejos de tratarse de un caso aislado, él mismo forma parte de 9 grupos sociales más dentro de esta plataforma en teoría profesional.

Los 3 millones de usuarios diarios de Slack resultan irrisorios la lado del billón que logra Facebook. Pero si hablaos en términos de tiempo, el escenario cambia bastante: mientras que de media dedicamos 50 minutos  al día en la plataforma de Zuckerberg, en Slack el usuario destina cerca de 10 horas semanales (una media de hora y 40 minutos).

Así que no sería de extrañar que Slack acabara prestando atención a estos nuevos usos y apueste por diversificar su plataforma para potenciarlos. Estaremos pendientes.

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.