Motor Tecnología

Siemens compra un proveedor holandés de software para el coche autónomo

Siemens

Siemens profundiza en su estrategia para el coche autónomo con la adquisición de Tass International y su potente software de simulación de escenarios con tráfico.

Que el coche autónomo va a ser la gran revolución de la industria automovilística desde que se inventó el motor de combustión no es ninguna sorpresa para nadie. Tan sólo en Europa, este tipo de vehículos aportarán 17 billones de euros en ingresos de cara al año 2050. Mientras, expertos de todo el mundo continúan con los debates éticos sobre la responsabilidad en caso de accidente y las grandes marcas -tanto nativas digitales como del sector de toda la vida- están tomando posiciones para abordar esta nueva oportunidad de negocio.

Y aunque normalmente hablamos de compañías como Waymo/Google, Tesla, BMW, Intel o Uber, lo cierto es que hay muchas otras empresas que también quieren reforzar su cartera de soluciones de cara a la llegada del coche autónomo. No en vano, la compañía a escala mundial mundial que más patentes ha registrado para estos vehículos es Bosch, clásico proveedor de componentes para coches de distintas marcas. Pues bien, otra firma -también germana- como Siemens está siguiendo estos mismos pasos, vía adquisiciones.

El grupo industrial alemán ha anunciado la compra de la casa de software holandesa Tass International con el fin de reforzar su división automotriz. La adquisición, cuyo montante no ha sido desvelado, permitirá a Siemens incorporar la tecnología de simulación de escenarios de tráfico desarrollada por Tass, así como sus sistemas de validación de conducción autónoma, sistemas de asistencia al conductor y de test para calcular el impacto de un potencial accidente en cuerpos humanos.

Cómo serán las carreteras y vehículos en la era del coche autónomo

Tass International cuenta con unos 200 empleados y mueve unos 27 millones de euros anuales, por lo que el objetivo de Siemens no es tanto la facturación que esta compañía va a aportar al grupo. Todo lo contrario: lo que se busca es el enorme potencial de la unión de este software con los productos de simulación que la propia Siemens ha desarrollado internamente o ha obtenido por medio de otras compras, como las de diseño electrónico que llegaron con la adquisición de Mentor Graphics.

Recordemos que Siemens compró Mentor Graphics por 4.500 millones de dólares a principios de este año, en la que fue su mayor adquisición de software industrial hasta la fecha.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.