Tecnología

SEO: Oferta y demanda

A menudo pensamos en el SEO como algo asociado exclusivamente a las posiciones para recoger una demanda de búsquedas, pero ¿existe la manera de ampliar la visión del SEO y trabajar por generar un aumento de esta demanda? En este artículo, se trata de entender una parte más desconocida del SEO y aportar una visión más amplia del mundo de los buscadores.

Este artículo es fruto de la colaboración entre Jose Llinares (@josellinares) y TICbeat. Jose Llinares es sociólogo de formación con más de 10 años de experiencia en el sector Internet como desarrollador y consultor en Marketing Digital. Además escribe un blog de marketing online.

A veces nos falta la visión del mundo de buscadores como un mercado más, donde existe una oferta y demanda.  ¿Entender esto resulta relevante? Pues sí, de esta manera podremos entender dos cosas que a muchos clientes les cuesta ver:

–          De nada te vale tener una primera posición de algo que nadie demanda

–          Si existe mucha oferta para ciertos términos, será un mercado con poco margen y muy caro para competir.

–          Tu techo de crecimiento está en la oferta de términos relacionados contigo. Es decir si ocupas primeras posiciones para ciertos términos, la única manera de seguir creciendo es aumentando tu oferta a otros términos. No por hacer más SEO, generarás más demanda de búsqueda (al menos a corto plazo). Si quieres más tráfico, tendrás que ampliar contenido (o generar más demanda).

Resumiendo, muchas veces entendemos el SEO sólo desde el punto de vista de la oferta y de hecho, eso es el SEO más “purista”, nos encargamos de que nuestra oferta esté lo más visible posible. Pero a veces se nos olvida, que otro enfoque para captar tráfico no es sólo centrarnos en maximizar la visibilidad de nuestra oferta, sino generar demanda.

¿Y es eso posible? Pues sí, existen algunas maneras de hacerlo, eso sí, algunas no están al alcance de todos.

Promoción offline.No vivimos vidas diferentes delante de una pantalla y sin ella, vivimos una única vida y lo que pasa en el mundo offline, tiene un efecto online. Por mucho que nos pese a los amantes del digital, la TV, todavía sigue siendo el medio mayoritario y el que genera mayor “branding” y “awareness” genera. Es decir, si pongo un anuncio con un nuevo plan de descuentos para cierta marca, eso tendrá un efecto en buscadores donde la gente buscará variaciones de “descuentos marca”.

Esto tiene implicación enorme y que pocas marcas son capaces de entender a día de hoy y es el SEO como protección de la inversión publicitaria offline. Es decir invertir en SEO para conseguir que esa gente que pasa de la tele al ordenador, siga estando en nuestra órbita de marca.

Hablamos de televisión por ser el medio mayoritario, pero esto aplica a cualquier campaña offline (carteles, prensa, radio). Al final los impactos publicitarios generan recuerdos o demanda de mayor información.

Promoción online. Las razones que hablamos antes, también se aplican al mundo online, es decir si hacemos una campaña de banners o aumentamos nuestra inversión en SEM, también veremos como aumenta la demanda de ciertos términos, sobre todo los de marca, ahora bien no hay que perder la visión de que otros términos relacionados aparecerán, por tanto no olvidemos pensar y monitorizar el tráfico de esas nuevas palabras.

Redes Sociales. Si hay algo que ha revolucionado el mundo online en los últimos tiempos, es la aparición de las redes sociales y el uso mayoritario por parte de los usuarios.

Su capacidad para distribuir contenido de forma rápida y viral, han revolucionado nuestra manera de consumir información y por ello influyendo en nuestro comportamiento en buscadores.

La promoción de nuestro contenido/producto en redes sociales y comunidades y el trabajo con bloggers / influencers son generadores de nuevas demandas de búsqueda.

Estudio de tendencias. Ya venimos hablando que vivimos en un mundo interrelacionado, lo que pasa en mi vida, afecta a mi comportamiento en buscadores y ser consciente de eso, nos puede ayudar mucho. Pongamos un ejemplo ¿algo que condiciona nuestra vida a día de hoy? La crisis. Así pues si tenemos una marca de coches, mejor que movamos nuestros esfuerzos SEO hacia donde se dirige la demanda, es decir a coches de segunda y mano.

Otro ejemplo, es el mundo inmobiliario. Todo lo relacionado con comprar casa ha decaído en buscadores, pero lo que tiene que ver con reformas ha subido. ¿Podemos hacer algo en nuestro sitio para captar esa nueva demanda?

La larga cola. Nos solemos obsesionar con ciertas palabas clave y olvidamos que el mayor número de búsquedas son búsquedas sobre los que no habíamos pensado. Sobre cada término genérico, se producen continuas variaciones que son una gran fuente de tráfico (según la teoría de la larga cola el 20% son búsquedas genéricas, mientras que el 80 restante son variaciones casi únicas de esas palabras).

Tener una estrategia de contenido y funcionalidades SEO que faciliten la captación de tráfico de larga cola, es una estrategia que tiene una oferta casi ilimitada.

Resulta relevante citar que el porcentaje de conversión es directamente proporcional a  la especificidad de la búsqueda, es decir los términos de larga cola convierten mejor que los términos genéricos.

Un buen producto. Esta es tan obvia, que muchas veces se nos pasa. Si nuestro contenido y servicios online son de calidad, conseguiremos fidelizar usuarios. Esto en el largo plazo, se traducirá en un amento de búsquedas de marca.

Sobre el autor de este artículo

Jose Llinares

Jose Llinares es consultor en Marketing digital especializado en buscadores y redes sociales, asesorando a agencias digitales y grandes marcas en sus estrategias online. Co-organizador de Evento SEO. Sociólogo de formación, Desarrollador Web en los ratos libres, bloguero a tiempo parcial e hiperactivo a tiempo completo.