Tecnología Wearables

Segunda demanda contra Fitbit en menos de un mes

Uno de los wearables más vendidos causa sarpullidos e irritaciones a algunos usuarios

Jawbone vuelve a la carga y presenta una nueva denuncia contra Fitbit, en este caso por infringir una de sus patentes. El caso podría paralizar las ventas de Fitbit.

Definitivamente, el mercado de los ‘wearables’ comienza a parecerse al de los smartphones, ya no sólo en sus altos porcentajes de crecimiento y su consolidación como un dispositivo esencial en nuestras vidas, sino también en otra parcela no tan positiva: la de los litigios judiciales.

Y, al igual que en telefonía la guerra la protagonizaron Apple y Samsung, en el terreno de los ‘wearable’ la batalla legal también tiene dos grandes nombres propios: Jawbone y Fitbit. Como ya contamos en TICbeat, Jawbone demandó el pasado 28 de mayo a Fitbit por haber robado supuestamente su propiedad intelectual por medio de la contratación masiva de sus exempleados. Ahora, menos de un  mes después, Jawbone vuelve al ataque y acaba de presentar una nueva demanda contra Fitbit, en esta ocasión por un supuesto uso ilícito de sus patentes.

En este sentido, Jawbone alega que Fitbit está utilizando en sus productos vestibles una patente registrada por ellos que sirve para ejecutar aplicaciones de bienestar que midan datos a través de bandas externas. Según esta empresa, desarrollar esta tecnología costó en torno a 100 millones de dólares en I+D, una cifra mayúscula y por la que esperan que Fitbit les recompense o, al menos, un mandato judicial les obligue a paralizar sus ventas.

fitbitflex

Pero Jawbone no se queda ahí. Pretende elevar sus acusaciones contra Fitbit a la Comisión de Comercio Internacional, lo que podría acarrear la prohibición de importar productos de Fitbit o sus componentes a numerosos países.

Fitbit niega las acusaciones de Jawbone

Fitbit, en plena operación de salida a Bolsa, ha respondido a toda esta vorágine legal en su contra negando la mayor y defendiendo su independencia tecnológica de cualquiera de sus competidores.

Así, el comunicado oficial hecho público por esta compañía alude a que Fitbit ha “desarrollado y lanzado de forma independiente toda una amplia oferta de productos innovadores”, incluyendo 200 patentes y solicitudes de patentes propias. Además, Fitbit afirma que se defenderá “vigorosamente contra estas acusaciones”. La batalla está servida…

Acusada también de robar información privilegiada de Jawbone

Las patentes son sólo el segundo caso abierto entre ambas empresas, después de que a finales del mes pasado Jawbone presentara otra demanda ante los tribunales de San Francisco contra Fitbit por un supuesto robo de secretos industriales y comerciales de esta compañía.

fitbit-force-9to5mac-new

Desde Jawbone acusaron a la popular firma de accesorios deportivos de “saquear sistemáticamente” secretos y datos acogidos a los derechos de propiedad intelectual por medio de sus propios empleados. De hecho, la denuncia incluye también a cinco exempleados de Jawbone a quienes Fitbit habría ofrecido unirse a su compañía a cambio de desvelar los planes de desarrollo de su anterior empresa. Estos trabajadores supuestamente accedieron con sus propias claves personales a los planes de negocio actuales y futuros de Jawbone y descargaron toda esa información en unidades USB y se las enviaron a través de emails personales, todo ello poco antes de abandonar la empresa.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.