Tecnología

Se busca estándar para la televisión en Internet

estandar tv internetLa televisión en Internet ya dejó de consistir simplemente en reproducir el contenido de la red en el televisor.  También supone algo más que la posibilidad de comprobar el email en la pantalla grande del salón. Es decir, la televisión en Internet ha pasado de ser un simple dispositivo con conexión a ser un servicio integrado y ofrecido en múltiples plataformas. Pero aún no hay un patrón de trabajo que permita a los creadores producir su contenido con garantías de éxito. Por eso se ha abierto una nueva batalla online.

El Consorcio de la World Wide Web (W3C), el responsable de los estándares de la Web, ha publicado un informe identificando los puntos que son necesarios para poder hacer de la televisión en Internet un servicio abierto, disponible y compatible con varias plataformas.

El pasado mes de febrero, esta organización reunió a un Grupo de Trabajo de Web y Televisión, en el que 77 organizaciones -incluyendo “emisores, operadores de cable, compañías de telecomunicaciones, creadores de contenido, fabricantes de dispositivos y software, proveedores de aplicaciones webs, investigadores, directivos y organizaciones relacionadas con los estándares de la TV”- discutieron el futuro de la televisión como servicio.

Las necesidades para la TV en Internet

De acuerdo con el informe mencionado, las conversaciones marcaron una serie de prioridades para la convergencia de este servicio. La mayoría de estas hacían referencia a un servicio de streaming capaz de adaptarse o mantener una reproducción estable del vídeo, a pesar de un ancho de banda que cambia en cada ocasión. El rol de los metadatos y la tecnología de la web semántica, así como una posible extensión del HTML5 ideada para la televisión son otros de los factores a tener en cuenta.

“En un mundo que está cambiando de la televisión como dispositivo a la televisión como servicio”, apuntó François Daoust, miembro del Grupo de Trabajo de la W3C, “el Consorcio está buscando desarrollar las tecnologías que construyan escenarios que combinen las fuerzas locales (las distintas conexiones domésticas) y las globales (las redes sociales) para construir una experiencia de usuario en la televisión”.

En este momento, los diferentes dispositivos y los servicios de televisión suelen competir más en los contenidos que en las funcionalidades. Sin embargo, esto cambiará con el tiempo. “Cuando la televisión evolucione hasta ser un servicio”, recoge el comunicado de prensa del Consorcio, “la gente esperará que esté disponible en una gran variedad de dispositivos y que estos se puedan conectar fácilmente con sus servicios favoritos, incluyendo la redes sociales y la compra on-line. A medida que la diversidad de dispositivos crezca, los retos de la interoperabilidad también crecerán”.

Compatibilidad en todos los dispositivos

El informe señala que la W3C propuso una plataforma web abierta como una solución para el desarrollo de aplicaciones que “funcionen en todas las plataformas”. Esta idea podría ofrecer métodos estandarizados para resolver incompatibilidades entre diferentes sistemas. Por ejemplo, las publicaciones con gestión de derechos digitales prohíben a los usuarios de Android usar Netflix, un beneficio que sus colegas de iPhone han estado disfrutando durante un tiempo.

Las propuestas para los metadatos y la web semántica, por ejemplo, harían posible que existiesen múltiples soluciones de compatibilidad entre los diferentes software posibles. Si cada programa de reproducción tratara de forma completamente diferente cada archivo MP3, que realmente es lo que ocurre ahora con los contenidos de televisión, la fragmentación sería excesiva.

En conclusión, este es el estado actual de la televisión en Internet. Está fragmentado y restringido. Las tecnologías de gestión de Derechos Digitales funcionan en una plataforma y en otras, no. Mientras que un servicio identifica el contenido de una determinada forma, otros trabajan de una manera completamente diferente e incompatible con la anterior. La reproducción de contenidos más sencilla en un dispositivo puede complicarse en otro distinto. La W3C propone que se podría trabajar para centralizar algunos de estos asuntos y tener servicios y dispositivos que compitan directamente en la calidad del servicio ofrecido, así como la funcionalidad y la interactividad, más allá de una experiencia básica.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.