Tecnología

La sangría de pérdidas que produce Bing

Microsoft lleva dos años, desde que su motor de búsqueda fue lanzado en junio de 2009, soportando pérdidas económicas en esta área de su negocio. Actualmente Bing supone 1.000 millones de dólares menos por trimestre para la compañía. Aunque ha aumentado su cuota de mercado, su principal rival, Google, no se ha visto apenas afectado.

El pulso que Microsoft está planteando a Google desde junio de 2009 está teniendo consecuencias económicas para la compañía de Redmond. En estos momentos Bing está perdiendo al trimestre la elevada cifra de 1.000 millones de dólares. Y la situación no parece ir a mejor.

Las pérdidas de Bing ascienden a 5.500 millones de dólares a partir de su lanzamiento. Entraba dentro de las previsiones pero no deja de ser una cifra notable. Para hacerse una idea, la compra de Skype, tan criticada por haber sobrevalorado la compañía de Voz sobre IP, tuvo un coste de 8.500 millones de dólares para Microsoft.

Bing es la unificación de los servicios de búsqueda web que Microsoft ofrecía por aquel entonces, Live Search, Windows Live Search y MSN Search. Se creó para hacerle sombra a Google, pero aunque su cuota de mercado ha ido en aumento no ha sido porque la de su rival disminuya, al menos no en proporción.

Si se toma como referencia el análisis de comScore, recogido por CNN, Bing comenzó su andadura con un 8,4% de cuota en el mercado de las búsquedas. Actualmente tiene un 14,7%. Por su parte Google dominaba con un porcentaje del 65% y ahora sólo ha caído al 64,8%.

Es más probable que Bing haya obtenido la cuota de mercado de otros buscadores como AOL, Ask.com y sobre todo Yahoo. Sin embargo, esta última compañía tomó en julio de 2009 el servicio de Microsoft como base de su motor de búsqueda, con lo que se da la paradoja de que Bing está ganando los usuarios de su socio.

Las esperanzas de Bing están puestas en la alianza con Facebook, para impulsar el llamado buscador social, y en la asociación con Nokia, que ahora basará su servicio de mapas en el buscador de Microsoft, según ha dejado entrever el presidente de servicios online de Microsoft.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano