Tecnología

Samsung retira del mercado y descataloga definitivamente el Galaxy Note 7

Samsung retira y descataloga del mercado el Galaxy Note 7

Después de un intento de sustitución fallido, la compañía surcoreana ha decidido dejar de vender para siempre sus terminales Galaxy Note7 y ha pedido a los usuarios que no se utilicen más.

La tecnológica Samsung retirará la saga Galaxy Note 7 del mercado, que será finalmente descatalogada. Ayer, la compañía comunicaba que había solicitado a operadoras y socios comerciales que paralizasen la venta y comercialización de los terminales, y hoy un comunicado oficial confirmaba que la surcoreana descatalogará el modelo de forma definitva.

Cómo funciona una batería y por qué puede explotar

En un comienzo, Samsung había suspendido oficialmente las ventas de estos dispositivos a comienzos de septiembre para iniciar una investigación pormenorizada sobre el problema técnico en torno a sus baterías, ya que se llegaron a registrar más de una treintena de incidencias a nivel mundial. Según el comunicado, el motivo de su decisión no es otro que “respetar la seguridad de los consumidores, ya que esta es la máxima prioridad de la empresa”.

La compañía ha informado que se encuentra investigando en colaboración con los organismos reguladores para conocer las causas técnicas detrás de los problemas que han dado las células de las baterías del Samsung Galaxy Note 7, cuyo relanzamiento estaba previsto en Europa para el 28 de octubre, pero que finalmente no verá la luz por el sobrecalentamiento y combustión espontánea de algunos dispositivos.

Los usuarios deben dejar de usar el Samsung Galaxy Note 7

Samsung otorgará a las autoridades apropiadas toda la información y ayuda necesaria para que se pueda resolver esta situación. Además, ha pedido a los consumidores que tengan en su poder un modelo Samsung Galaxy Note 7 que lo apaguen para siempre y dejen de usarlo, pudiendo solicitar una devolución o un intercambio por otro smartphone. 

El impacto económico negativo para la compañía podría implicar pérdidas de hasta 17 mil millones de dólares según un informe de los analistas Credit Suisse, puesto que la previsión de Samsung era vender unas 19 millones de unidades del Galaxy Note 7, retirado de forma escalada tras haber distribuido 2,5 millones de unidades.

La compañía ya está trabajando para el lanzamiento de su próximo terminal de gama alta, el Samsung Galaxy S8, que podría ver la luz en primavera de 2017.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.