Tecnología

Samsung, con la sartén por el mango si busca encarecer el iPhone 8

iphone 8 face id
Escrito por Marcos Merino

A día de hoy, y pese a su reciente acuerdo con LG, Apple está obligada a depender de Samsung para dotar de pantallas OLED a su nuevo terminal.

El próximo martes, Apple presentará su nuevo smartphone, el iPhone 8, y presuntamente una de las grandes novedades de este modelo será la presencia de una pantalla OLED sin márgenes entre sus especificaciones. Y esta característica, si bien puede ser uno de los grandes atractivos para los consumidores, también constituye un dolor de cabeza para el fabricante, porque lo deja en manos de su principal rival en el mercado de los móviles de alta gama: Samsung, que podría apostar por encarecer el precio de venta del buque insignia de Apple.

Pero, ¿qué pinta Samsung en todo esto? En sencillo: los surcoreanos no sólo son fabricantes de las pantallas OLED, sino que su cuota de mercado está por encima del 90%. A día de hoy son los únicos que pueden hacer frente al ritmo de fabricación que Apple demandará una vez el nuevo iPhone llegue al mercado. Y eso sitúa a Samsung con la sartén por el mango a la hora de negociar precios: según la consultora KGI Securities, cada pantalla OLED fabricada por su rival le estaría saliendo casi cuatro veces más cara que las pantallas de retina del iPhone 7 (120-130 dólares vs. 45-55).

Apple podría desvelar muchos detalles secretos del iPhone 8 en su invitación

En resumen, Apple necesita con urgencia una segunda fuente de pantallas OLED. Y, en realidad, ya lo tiene: recientemente llegaron a un acuerdo con LG para que se encarguen de fabricar sus pantallas. Sin embargo, dicho acuerdo puede ya influir poco en el precio de los iPhone 8 si su lanzamiento no se retrasa. Y es que no sólo Apple está vinculado por contrato a Samsung hasta 2019, sino que el ritmo de fabricación de LG no le permitiría enviar las pantallas necesarias a la compañía de Tim Cook hasta dentro de un año. Como ya comentamos hace una semana (mencionando explícitamente las pantallas OLED), “la escasez de componentes afectará a las ventas de smartphones“, así que no es descartable que el suministro de iPhones 8 sea escaso durante los próximos meses. Todo esto, sin duda, influirá sobre el precio final de los terminales.

Cada vez queda menos para despejar las incógnitas sobre el buque insignia de Apple, en una presentación que sin duda será muy especial para la compañía, pues marcará el décimo aniversario del primer smartphone (de hecho, hay rumores de un posible lanzamiento con el nombre de iPhone X para homenajear tal efeméride).

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.