Tecnología

¿Sabes qué es el ruido blanco y cómo puede ayudarte a dormir?

hombre despertandose

¿Sabías que el sonido de fondo de una radio o el aire acondicionado puede ayudarte a dormir bien? Se debe al ruido blanco que emite, pudiendo mejorar la calidad de sueño.

Dormir con la televisión de fondo, o con el sonido del aire acondicionado puede mejorar nuestra calidad de sueño. Esto se debe al ruido blanco que emiten, un sonido que se caracteriza por emitir todas las frecuencias, y todas ellas a la misma potencia.

Este tipo de ruido provoca que se anulen o reduzcan el resto de sonidos del ambiente, como puede ser el tráfico de la calle o los ronquidos de tu compañero de cama.

El ruido blanco es literalmente una pared de energía sónica, sin patrones“, explicó el neurocientífico Seth Horowitz en una entrevista con BBC Mundo.

La capacidad del ruido blanco de bloquear el resto de sonidos provoca que sea un remedio eficaz para aquellos que tengan sueño ligero y se despierten con cualquier interrupción.

De hecho, la mayoría de apps para dormir mejor reproducen listas de música o ruido blanco tanto para conciliar el sueño como para mantenerlo.

Hasta ahora no se ha demostrado que dormir con ruido blanco de fondo tenga contraindicaciones, siempre que el volumen sea moderado y no dañe la audición, aunque dormir con ruido blanco si es desaconsejable para personas con desórdenes del sueño o si se abusa demasiado de la prácitca.

La mejor postura para dormir, según la ciencia

No obstante, tampoco se ha demostrado científicamente su efectividad. Horowitz aclaró que los estudios al respecto son escasos, y aún queda un largo camino que recorrer para demostrar su utilidad.

En la opinión del experto resultaría mucho más conveniente dormir con ruido marrón o ruido rosa, ambos más naturales; el problema es que no tienen suficiente volumen para bloquear otros sonidos. La diferencia entre ruido marrón, como puede ser una cascada lejana, y el ruido blanco es que el primero se escucha más de lejos que el segundo; así, el rosa combina frecuencias altas y bajas, como la lluvia.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!