Tecnología

Rusia culpará a los proveedores de servicio de la piratería

rusia pirateriaEl Ministerio de Interior de Rusia, concretamente su departamento de cibercrimen, ha señalado que van a mostrarse firmes respecto a los proveedores de servicio de Internet, que estarían permitiendo a los usuarios compartir contenido ilegalmente. De esta manera se responsabilizará a las compañías que ofrecen el acceso a la Red de las acciones de sus clientes.

La expresión de la postura oficial del Ministerio de Interior de Rusia está acompañada de investigaciones que se están llevando a cabo en estos momentos. Éstas tienen como objetivo las redes de los proveedores de servicio para comprobar si se les puede imputar responsabilidades legales.

Las compañías que presten el servicio de línea serán las que tengan responsabilidad ante los tribunales en el caso de que se cometa una infracción de la propiedad intelectual. Esto quiere decir que si los usuarios comparten contenido de forma ilegal, el proveedor encargado de ofrecer la red local en la que ha tenido lugar el intercambio será culpado del mismo.

Está previsto que las autoridades que están llevando a cabo las investigaciones a proveedores ofrezcan sus resultados a finales de abril o en el mes de mayo, según recoge TorrentFreak. En Rusia las penas establecidas por violación de los derechos de autor llegan hasta los seis años de cárcel. La responsabilidad por esta falta también se podría extender a los intermediarios, tal y como dictamina una nueva norma que está en proceso de aprobación.

Reduccionismo para solventar una cuestión amplia

El departamento de cibercrimen del Ministerio del Interior pretende con esta postura simplificar el problema de la piratería, haciendo que recaiga toda la responsabilidad sobre un solo polo, en este caso los proveedores de servicio.

De esta forma las autoridades quedan exentas de intervenir en las infracciones de propiedad intelectual, ya que los proveedores de servicio se encuentran ahora bajo una amenaza: si permiten que en su red local se acceda a contenido ilegalmente son acusados ante los tribunales.

Responsabilizar a los proveedores de servicio de la piratería es comparable en cierta forma a echar la culpa a los buscadores, como Google. Se trata de compañías que tienen un alcance global en Internet; los primeros permiten el acceso a todo el contenido de Internet y los segundos son para muchos usuarios los intermediarios para encontrar lo que buscan.

Exceptuando las limitaciones que puedan imponerse localmente por parte de las autoridades, los proveedores de línea ofrecen acceso al conjunto de la Red. La mayor parte de este contenido es legal, pero no se puede impedir que surjan páginas ilegales, no sólo en cuanto a la propiedad intelectual sino webs que difunden malware, hacen spam o incluso apología de la violencia y tantos otros temas.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano