Tecnología

Robot japonés oficia por primera vez un funeral

Escrito por Marcos Merino

El robot ‘Pepper’ ya es capaz de suplir el papel de un monje en un funeral budista.

Hace tiempo que venimos debatiendo qué tipo de empleos peligran ante el avance de la robotización y cuán rápido llegará ésta. ¿Cuáles serán los primeros en ser sustituidos? ¿Cuáles resistirán más? ¿Me tocará a mí? Pero, dejando a un lado el avance técnico, cabía pensar que ciertas tareas permanecerían, por su especial significado, en manos del Homo Sapiens. Pero nos equivocamos: la robotización ya no respeta nada, y en Japón ha dado un paso de gigante al sustituirnos a la hora de llevar a cabo los funerales de nuestros muertos.

Hace ya 3 años te hablábamos de Pepper, “el primer robot capaz de leer las emociones“, desarrollado por la compañía nipona SoftBank en colaboración con la francesa Aldebaran Robotics. En 2014 el CEO de esta compañía, Bruno Maisonnier, vaticinaba que “el robot emocional dará una nueva dimensión a nuestras vidas y creará nuevas formas de interactuar con la tecnología”. No cabe duda de que crearía nuevas formas de hacerlo. La demostración la tuvimos este fin de semana en la Feria Internacional de Funerales y Cementerios (un evento en el que se presenta lo último en equipos, máquinas y servicios para la industria funeraria) celebrada en la ciudad de Tokio, durante la cual SoftBank aprovechó para demostrar al mundo entero la habilidad de Pepper para oficiar ritos funerarios budistas.

El robot no sólo presidió una (falsa) ceremonia funeraria, sino que también fue capaz de cantar canciones fúnebres de la citada religión, suplantando así el papel tradicionalmente ostentado por los monjes. La idea de SoftBank es que las familias puedan recurrir a este sustituto tecnológico cuando no tengan a mano un monje budista (humano). Una propuesta sin duda alguna deshumanizante, pero a la que algunos especialistas vaticinan un gran futuro: en una sociedad notablemente envejecida como la japonesa, los ritos funerarios baratos y automatizados pronto pueden convertirse en la norma.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.