Tecnología

Retail Tech: La transformación digital en el sector retail

El ecommerce acaparará más del 25% de las ventas de retail en 2025

La digitalización del sector retail lleva años produciéndose. El éxito del e-commerce y las nuevas experiencias que demanda el usuario en el offline son los factores claves de la revolución tecnológica que está experimentando el sector. Así es como la tecnología está siendo aplicada en el mundo del retail.

La revolución digital lleva años transformando el mundo de la moda. Desde hace tiempo las firmas están enfocadas en comprender el comportamiento de los consumidores y sus formas de llevar a cabo el proceso de compra.

Antes de terminar una compra, el futuro cliente puede acceder desde múltiples vías. Buscar opiniones del mismo en la Red, comprar los precios en un buscador, interesarse por la marca a través de las redes sociales y quizás después de todo ello, terminar adquiriendo el producto en la tienda física.

Las empresas del retail quieren estar presentes en cada uno de los puntos que conforman lo que ha pasado a denominarse costumer journey. Y para ello es vital que lleven a cabo una transformación de sus modelos de negocio ajustándolos a las demandas cambiantes del entorno.

El nuevo cliente marca

Los procesos de compra actualmente pueden pasar por distintos dispositivos, medios y prolongarse en el tiempo, en función de la importancia y el desembolso que el producto requiera. Por ello, la omnicanalidad y la multipantalla, la experiencia de compra personalizada y la tienda física como nuevo lugar de ocio son los tres pilares en los que debe fundamentarse cualquier proyecto retail que pretenda sobrevivir en estos días.

Generar procesos de compra continuos, rápidos y personalizados son los desafíos a los que debe enfrentarse el retail en la era digital. Algo que confirman el 89% de los encuestados según el estudio Retail Trend Monitor 2017 de GfK. Y para ello es necesario comprender que ahora los procesos de compra pasan por distintos dispositivos e incluso canales (desde el online al offline) hasta ser finalizados.

Una ruptura en este trayecto, por nimia que sea podría ocasionar múltiples pérdidas. Malas opiniones en un foro, una velocidad lenta de carga en el móvil o la misma falta de presencia en internet puede generar frustración, desconfianza y alejar a los clientes.

Una mejora de la experiencia de usuarios que actualmente pasa por servirse del Big Data y apps de compras como principal tecnología que aplicar para ello en el sector de moda según describe el estudio de GFK.

Pero el concepto de conveniencia está en constante evolución. Si en la actualidad parece enfocado a la experiencia móvil, el marketing personalizado y la experiencia multicanal, de acuerdos a los datos revelados por GFK, la realidad aumentada y virtual serán los nuevos protagonistas del retail en los próximos años. Algo que ya comenzamos a ver.

El conocido como Internet de la Cosas resultará otro de los elementos relevantes que entra en escena. A mayor número de dispositivos conectados más datos podrán ser recopilados y analizados con el objetivo de predecir compras así como de mejorar la competitividad a través de un conocimiento más personalizado de cada cliente.

El sector retail ya apuesta sin miedo por la inteligencia artificial

Un cliente que en un mundo globalizado y permanentemente conectado busca más que nunca la diferenciación. Por ello el futuro del retail pasa también por satisfacer este afán por la exclusividad y personalización.

Como marca el estudio de Deloitte, El futuro del retail, los retailers más innovadores han comenzado a asumir que la tecnología no es solo un complemento, sino que que puede contribuir en gran medida a generar esta experiencia única. En este sentido la digitalización llega incluso a las tiendas físicas.

Digitalización de la tienda física

Y es que las tiendas físicas no pierden relevancia en el futuro el retail. Y lejos de desaparecer como voces ya han pronosticado, asistimos más bien a una transformación radical de las mismas.

El ecommerce ha enseñado unos hábitos al nuevo consumidor que este quiere trasladar al offline. La velocidad, la flexibilidad o la facilidad que permiten las páginas webs se buscan también en la tienda. Y es al no encontrarlas cuando aparece la frustración en la experiencia de compra del cliente.

Pagar con el móvil, incorporar pantallas táctiles que generen propuestas de outfits, o probadores inteligentes son solo algunas propuestas digitales que ya han asumido marcas como Mango, Zara, o Ralph Lauren y que marcan el camino a seguir por las tiendas en offline que quieran entrar de verdad en el siglo XXI.

Pero esto no se acaba aquí. Como predicen los expertos, la tienda del futuro pasa por ser más un espacio de ocio que un mero lugar al que ir a comprar. La tecnología llega al offline para proporcionar la experiencia que ansía el nuevo cliente en todo momento. Ahora en las nuevas tiendas este pude no solo mejorar su gestión de compra y su asesoramiento también sorprenderse, divertirse y jugar.

Topshop permitió ver el desfile de su marca en 3D desde algunas tiendas, Adidas incorpora ya en Alemania o Estados Unidos probadores inteligentes que interactúan con los productos, algo parecido a lo que realiza Mango a nivel internacional y el establecimiento que Nike creó para el centro comercial londinense Boxpark, contaba con tecnología Kinect, iPads con acceso a todo el stock, videojuegos o lectores de códigos QR para obtener información sobre la elaboración de las zapatillas, entre algunas de sus novedosas propuestas.

Así son algunos de los espacios más impactantes y tecnológicos que las grandes marcas de moda han creado para el público. Y esto es lo que ahora quiere el comprador que acude al entorno físico.

Los límites entre la tienda online y el espacio físico deben eliminarse. La web buscará una relación cada vez más “humana” (con bots y búsqueda por voz) y eficaz y la tienda se llenará de opciones autoservicio, pantallas digitales, y entornos inteligentes que promuevan la inmediatez e interactividad del online.

El nuevo concepto de retail que depara la tecnología, permitirá que la experiencia del consumidor a penas se diferencie de un medio a otro.

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.