Tecnología

Reino Unido podría inhibir la señal de telefonía cuando estamos al volante

Una regulación más dura y una tecnología para bloquear la señal móvil cuando conduzcamos son la receta mágica de Reino Unido para evitar las distracciones en la carretera.

Usar el teléfono móvil al volante es una de las infracciones más comunes en que caen los conductores de todo el mundo; también una de las distracciones que más accidentes de tráfico causan al año. En España, el 94% de los conductores reconoce que usa el móvil mientras conduce, de acuerdo a cifras de la propia DGT, al mismo tiempo que las distracciones están detrás del 24% de los accidentes y del 35% de los fallecidos.

Hasta ahora, las autoridades han tomado numerosas medidas con el fin de eliminar esa relación entre móvil y volante: campañas de formación y sensibilización o el aumento gradual de las sanciones al respecto  son las dos principales iniciativas. Pero, dado su relativo éxito, varios países están explorando nuevas maneras de afrontar las distracciones causadas por los smartphones. Un escenario en que Reino Unido parece querer llevar la delantera.

Así pues, el Departamento de Transporte del gobierno británico está valorando la implantación de una nueva tecnología que permitiría directamente inhibir la señal móvil cuando estemos conduciendo. De la mano de los distintos fabricantes de smartphones y los principales operadores de telecomunicaciones en las islas, las autoridades quieren que este sistema sea desarrollado y analizado en profundidad a lo largo del próximo año.

No se conocen más detalles sobre esta iniciativa, todavía en una fase muy temprana según adelanta Mashable, pero que vendría a acompañar la nueva estrategia de disuasión que el Departamento de Transportes está preparando. En base a las rediseñadas normas, los conductores británicos que usen sus teléfonos mientras conduzcan perderán seis puntos en su carné y afrontarán una multa de 200 libras. Además, en caso de que se provoque un accidente con víctimas mortales a causa de esta distracción, el conductor podrá ser condenado de por vida a prisión.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.