Tecnología

El Reino Unido empezará a probar coches sin conductor en sus calles en 2015

driverless
Escrito por Marcos Merino

El plan gubernamental para iniciar las pruebas de coches automáticos ya tiene fecha y financiación.

“De cara al futuro, los coches sin conductor se perfilan como una tecnología innovadora que cambiará la faz de los pueblos y ciudadaes del mundo, así como el modo en que viaja la gente; representan una oportunidad tanto para la industria automovilística británica como para amplios sectores de la ciencia y la ingeniería vinculados al diseño urbano.

Para asegurar que la industria y el público se benefician del desarrollo de coches sin conductor, el Gobierno (…) llevará a cabo una revisión normativa para garantizar que el marco legislativo demuestre a las compañías de coches del mundo entero que el Reino Unido es el lugar adecuado para desarrollar y probar coches sin conductor”.

El Reino Unido tiene previsto aprobar que los coches sin conductor, que hasta ahora sólo podían circular por carreteras privadas, inauguren 2015 desembarcando en algunas de las vías públicas del país. Los ministros de Comercio y de Hacienda llevaban tiempo defendiendo una legislación para impulsar el papel del Reino Unido como lugar de desarrollo y prueba de los coches automáticos, y a principios de julio era el Consejo de Estrategia Tecnológica el que ponía encima de la mesa la creación de áreas definidas y controladas que permitan probar RAS (Robótica y Sistemas Autónomos).

Ya hemos comprobado en la cita que abre este artículo que el Plan Nacional de Infraestructuras planteaba un futuro de vehículos sin conductor, pero en aquel entonces no se fijó ningún calendario (ni, realmente, se daban muchos detalles sobre cómo se financiaría el impulso de esta tecnología). Ahora este último anuncio parece enmarcarse en el desarrollo normativo de aquel plan nacional de hace medio año; igualmente en estos meses hemos ido sabiendo de otras iniciativas derivadas, como un premio dotado con 10 millones de libras (del presupuesto del Departamento de Transporte) para financiar iniciativas piloto a nivel local para la implantación del coche automático.

Ahora, aunque la atención mediática esté centrada en los coches automáticos, la estrategia gubernamental parece enmarcarse en un esfuerzo mucho más amplio de fomento y despliegue de la robótica en general, después de que ya en 2012 el gobierno británico identificara la RAS (robótica y sistemas automáticos) como una de las 8 tecnologías fundamentales para reequilibrar la economía. Sólo ahora, dos años más tarde, aquellas reflexiones parecen empezar a definirse como propuestas.

Imagen | Wikimedia

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.