Tecnología

Redirección 301: cuándo y cómo aplicarla en tu url

dominio url
Escrito por Lara Olmo

Una redirección 301 es un recurso imprescindible para mover, eliminar y consolidar páginas. Te contamos cuándo conviene aplicarla en una URL y cómo hacerlo según las necesites de tu web.

Las redirecciones 301 se plantean a menudo como la solución a cualquier problema técnico de una URL. sin embargo, no todo el mundo sabe exactamente en qué consisten, cuándo es mejor recurrir a ellas y menos cómo se implementan.

Lo cierto es que bien utilizada nos puede sacar de muchos apuros a la hora de redirigir convenientemente a los visitantes de nuestra web, para que no se topen con una URL bloqueada, caducada o con un mal funcionamiento.

Los acosadores de URL amenazan tus archivos en la nube

Antes de nada, aclaremos qué es un redirección 301: se trata de un comando que sirve para enviar automáticamente tanto a los usuarios como a los robots de los buscadores de una URL que por algún motivo no nos interesa, a otra URL en la que sí queremos que aterricen. 

Por esta razón son un recurso esencial para el mantenimiento de tu web.

¿Cuándo conviene aplicar una redirección 301?

Son varias las circunstancias en las que puede ser útil o incluso imprescindible su utilización:

  • si has trasladado tu página web a un nuevo dominio y quieres que los usuarios se dirijan ahí de forma rápida y automática desde la URL antigua. De esta forma evitas el famoso error 404 y además facilitas que los buscadores dejen de tener en cuenta la anterior, lo que es muy útil para un buen posicionamiento SEO.
  • si los usuarios acceden a tu sitio a través de varias URL distintas.
  • si tienes alguna página en tu web que no quieres que esté visible – por ejemplo, aquellas con contenido duplicado, con información de tu negocio que no aporta valor a los usuarios o directamente páginas obsoletas o que no funcionan bien.

¿Cómo implementar una redirección 301?

Para aplicar una redirección 301 de a una URL basta con editar un archivo en tu servidor llamado .htaccess e introducir los comandos necesarios. Este archivo controla la configuración del servidor y se encuentra en la raíz de tu sitio; es lo primero que se carga cuando un usuario o un buscador acceden a tu sitio, antes incluso de que la página aparezca.

Para configurar el .htaccess y empezar a introducir los pertinentes redireccionamientos es necesario que conozcas que tipo de redirecciones se pueden configurar:

  • Si quieres mover tu dominio a un dominio nuevo manteniendo toda la estrucura de la URL, debes insertar en el archivo .htacces el siguiente comando: “Redirect 301 /http://newdomain.com/”.
  • Si quieres mover un directorio manteniendo toda la estructura que cuelga de este, entonces el comando que debes escribir es: “Redirect 301 /antiguo-directorio/ http://dominio.com/nuevo-directorio/”
  • Si quieres redireccionar una página el comando adecuado es: “Redirect 301 /pagina-antigua/ http://dominio.com/pagina-nueva/”.

Vía | inboundcycle.com 

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.