Tecnología

Redes sociales y tecnológicas celebran la aprobación del matrimonio homosexual en EE.UU.

Redes sociales y tecnológicas celebran la aprobación del matrimonio homosexual en EE.UU.
Escrito por Manuela Astasio

Las compañías de Silicon Valley se felicitan públicamente en pleno Orgullo Gay por la legalización de estas uniones por parte de la Corte Suprema de Justicia norteamericana.

La marea arco iris que se inició en Estados Unidos la pasada semana con la decisión de la Corte Suprema de Justicia de legalizar el matrimonio homosexual en toda la nación ha obtenido un eco mundial que se ha propagado, como no podía ser de otra manera, a través de Internet y las redes sociales.

Mostrando, una vez más, su excelente dominio de la agenda, la Administración Obama ha aprovechado la celebración internacional del Orgullo Gay, que siempre tiene lugar entre finales de junio y principios de julio, para emitir esta decisión histórica, que modifica sustancialmente el mapa de un país que hasta hace unos días permanecía dividido entre aquellos estados que reconocían legalmente las uniones entre personas del mismo sexo y los que no las permitían.

Silicon Valley también se ha contagiado estos días de la euforia desatada por la legalización del matrimonio homosexual en su país. Las tecnológicas que allí tienen sede se han envuelto, literal y metafóricamente, en la bandera del Orgullo, y hashtags como #LoveWins han servido para que muchos expresaran a través de Twitter su apoyo a esta causa. Uno de ellos ha sido el director ejecutivo de Apple, Tim Cook, quien este mismo año proclamó, tras años de rumores, su homosexualidad, afirmando que estaba orgulloso de ser gay. Nacido en Alabama, al tradicional sur de Estados Unidos, Cook ha manifestado en varias ocasiones su apoyo al colectivo LGBT, como cuando instó públicamente a las autoridades de su estado de origen a garantizar la libertad sexual de sus habitantes.

El respeto a la comunidad LGTB ha sido una constante desde hace años en la proyección pública de las tecnológicas, hasta el punto de que algunos traspiés en este sentido les han salido caros en términos de imagen. Fue el caso de la Fundación Mozilla, la responsable del navegador web Firefox, cuyo CEO, Brendan Eich, se vio obligado a dejar el cargo en marzo de 2014, después de que trascendiera que había apoyado económicamente un proyecto que pretendía prohibir el matrimonio gay en California. Este estado, donde se encuentra Silicon Valley, fue uno de los primeros de EE.UU. en reconocer este derecho, en 2008 (Massachusetts lo hizo en 2003).

Incluso Facebook, que estos días se ha llenado de fotos de perfil multicolores mediante una aplicación que ha puesto a disposición de sus usuarios para que se sumen a la celebración del Orgullo y la decisión de la Corte Suprema, y que recientemente se actualizó para permitir que cualquiera pudiera personalizar su género en el perfil, ha tenido sus más y sus menos con esta causa. La red social que dirige Mark Zuckerberg se vio obligada en otoño de 2014 a pedir disculpas a las drag queens que habían resultado afectadas por su política de nombres, que impedía que utilizaran su nombre artístico por no considerarlo “su identidad real”.

Estos días, en cambio, la red social ha lanzado la aplicación Celebrate Pride, que, bajo el lema ‘Celebremos el orgullo’, permite que cualquiera decore su avatar con los colores de la bandera gay. Una muestra más de que el respeto a la libertad sexual constituye, desde hace tiempo, una firme apuesta de las tecnológicas, que contaron con representación propia en la recepción oficial con la que el presidente Barack Obama celebró el Orgullo en la Casa Blanca.

Foto cc: Mktp

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.