Tecnología

Redada contra la piratería en Europa próxima a WikiLeaks

La copia y distribución de archivos con copyright ha sufrido un nuevo golpe en Europa gracias a la última operación policial comunitaria. Diez personas han sido arrestadas y 48 páginas webs han sido clausuradas en 14 países de Europa. Uno de los más salpicados ha sido Suecia, un país en el que se escenifica el conflicto entre libertad e Internet.

Cinco policías se presentaron el pasado martes en la sede de la compañía PQR, hosting de numerosas páginas web, entre las que están The Pirate Bay y WikiLeaks. Preguntaron por dos direcciones IP utilizadas durante 2009. La empresa sólo pudo ofrecer las IP de algunos emails y sus equipos ni siquiera fueron confiscados.

Lo que hace especial a esta redada, una de tantas de las que tienen lugar en la Unión Europea cada año, es precisamente esa cercanía entre PRQ y WikiLeaks. Pero tanto la empresa como las autoridades han dicho que el objetivo era la red de duplicación y descarga de archivos conocida como The Scene o Warez Scene, a la que pertenecen las páginas.

WikiLeaks ha sido el centro de debate de las actividades censoras de Estados Unidos en la red tras la revelación de 76.000 documentos secretos que demostraban sus actividades ilegales en la Guerra de Afganistán. La compañía publicará muy pronto otros 15.000 documentos que, dicen, son aún más comprometedores.

Ante esta situación, tanto el Departamento de Defensa como las agencias de inteligencia han puesto el punto de mira en WikiLeaks y, principalmente, en su creador, Julian Assange. Precisamente en Suecia está sufriendo el mayor acoso policial con escándalos y órdenes de detención que saltan a la prensa incumpliendo la propia legislación sueca, con denunciantes que luego dicen no haber denunciado y con idas y venidas de la fiscalía.

Las teorías sobre conspiración en torno a WikiLeaks siguen sucediéndose tras cada movimiento policial. Por eso estas nuevas detenciones vuelven a levantar la sospecha sobre si se trata sólo de una actividad policial contra delincuentes de la propiedad o si hay una segunda intención: el acoso a quien ha aireado sus vergüenzas.

Suecia ya juzgó a The Pirate Bay por infringir los derechos de propiedad intelectual. El juicio terminó con una condena de un año de prisión y una multa de casi 3 millones de euros que obligó a sus fundadores a vender la página para pagar. Pero también supuso un impulso al Partido Pirata y al modelo de Internet que defiende, el nuevo socio de WikiLeaks que aspira a entrar en el parlamento sueco en las próximas elecciones.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.