Salud Tecnología

Realidad virtual y exoesqueletos para combatir la paraplejia

Pacientes con paraplejia se recuperan gracias a la tecnología
Escrito por Juan Carballo

Ocho pacientes paraplégicos han conseguido volver a mover sus extremidades gracias a los entrenamientos con exoesqueletos robóticos y con la realidad virtual.

Un equipo de investigadores ha logrado perfeccionar las técnicas de rehabilitación de pacientes parapléjicos gracias a los exoesqueletos robóticos y a la realidad virtual. Con el entrenamiento adecuado del cerebro, las personas que padecen parálisis pueden volver a mover y sentir sus extremidades, incluso cuando los daños en la médula espinal se consideran irreversibles. Las conclusiones del estudio han sido publicadas en la revista online Scientific Reports.

Después de un año de trabajo con esta tecnología, ocho pacientes parapléjicos han logrado moverse y recuperar la sensibilidad en sus extremidades inferiores. Es más, algunos han conseguido caminar con ayuda y la mitad de los voluntarios han pasado de tener una parálisis “completa” a parcial. Según el autor del estudio, Miguel Nicolelis de la Universidad de Duke, este grupo no ha dejado de mejorar por el efecto de los entrenamientos.

Nadie se imaginaba que un día estaríamos hablando de la posibilidad de utilizar interfaces cerebro-máquina para inducir la recuperación neurológica parcial en pacientes que han sido diagnosticados con una lesión completa de la médula espinal” dijo Nicolelis. “Como se puede imaginar, para nosotros es un hito muy importante”.

¿Los móviles nos hacen enfermar?

El proyecto de Nicolelis partió con un objetivo más humilde. Estos investigadores querían ayudar a los pacientes con parálisis con tecnología de vanguardia y soluciones robóticas controladas con la mente. Para ello desarrollaron su propia interfaz, es decir, un software capaz de interceptar las señales cerebrales relacionadas con el movimiento y luego convertirlas en comandos concretos para un exoesqueleto.

En los entrenamientos con realidad virtual los pacientes se imaginaban a sí mismos de pie y caminando. Este estímulo les ayudó a controlar sus exoesqueletos robóticos, pero después de siete meses sucedió lo imposible: los científicos observaron que los entrenamientos podían estimular el sistema nervioso.

Exoesqueletos y realidad virtual para combatir la paraplejia

Nicolelis y compañía habían concebido esta tecnología para asistir a gente con parálisis, no como un método de rehabilitación. Sin embargo, encontraron que los circuitos neuronales del 80% de los participantes del estudio todavía funcionaban. Esto coincide con otros estudios que han hallado muestras de contracciones nerviosas en pacientes que utilizan este tipo de tecnologías.

Las mejores apps para personas que sufren dolor crónico

Los ocho pacientes habían sufrido accidentes muy graves en la médula espinal entre 3 y 13 años antes del estudio. Acudieron a un laboratorio de neurorehabilitación en Sao Paulo, Brasil,dos veces por semana para realizar entrenamientos de una hora. Todos los pacientes mostraron mejoría, como recuperar el tacto, algo de movimiento en sus extremidades y sensibilidad en partes del cuerpo lesionadas. Después de 10 meses, uno de los pacientes pasó de no ser capaz de mantenerse en pie a poder caminar con ayuda de un andador.

Realidad virtual y exoesqueletos para curar la paraplejia

Todavía se necesita más investigación para validar las conclusiones, pero Nicolelis cree que la tecnología de realidad virtual y las interfaces máquina-cerebro son la clave de este éxito. Los pacientes se imaginaron el movimiento y los circuitos neuronales reaccionaron a estos estímulos. En definitiva, esta investigación podría abrir las puertas a nuevas terapias -más económicas que las actuales- para reparar y estimular los nervios de pacientes con graves problemas de movilidad.

[Fuente:arstechnica]

Sobre el autor de este artículo

Juan Carballo

Periodista de formación, curioso hasta la médula. Mi interés por la tecnología me viene de lejos, cuántas veces desconfiguré y arruiné aquel IBM de mi infancia buscando respuestas a la magia de la informática. Hoy sigo igual, pero esta vez mi objetivo es compartir esta pasión con vosotros y seguir aquí en la brecha.