Tecnología

Realidad virtual y realidad aumentada: dos tecnologías parecidas, pero con previsiones de ingresos distintas

virtual-reality-helmet
Escrito por Mihaela Marín

En los próximos años ambas tecnologías experimentarán no solo un crecimiento individual, sino también geográfico. ¿Habrá una gran ganadora? Un informe de Digi-Capital nos revela más datos al respecto.

La realidad virtual y la realidad aumentada están entre las tecnologías que más oportunidades de crecimiento tienen en el futuro. Por eso, las grandes tecnológicas no quieren perder el tiempo y están acelerando la compra de startups que se dedican a la creación de software capaz de fusionar el mundo real y el mundo virtual.

Google ha hecho una prueba con las Google Glass,un proyecto del que todavía tiene que pulir más su desarrollo para llegar a las aplicaciones de consumo. Microsoft no se ha quedado atrás y ha apostado por  HoloLens, una tecnología diseñada para mantener a los usuarios sumergidos en una realidad enriquecida por los hologramas.

Por otro lado, la gran batalla por la realidad virtual se da entre los principales fabricantes de dispositivos de la industria tecnológica. Entre estos, Oculus y Samsung tienen una presencia muy destacada en el mercado de los gadgets para la realidad virtual y seguramente podemos esperar mucho más de ellos a medida que perfeccionan sus tecnologías.

Ante una adopción gradual, ¿se podría estimar el valor al que llega esta industria emergente? La corta trayectoria de la realidad virtual y realidad aumentada hace difícil un análisis cuantitativo exacto, pero no pasa lo mismo en cuanto a las predicciones de su evolución futura. Los analistas creen que en los próximos años ambas tecnologías disfrutarán no solo un crecimiento individual, sino también serán capaces de expandirse a nuevos mercados.

Según un informe realizado por Digi-Capital, el sector de realidad virtual y realidad aumentada podría alcanzar un total de 150.000 millones de dólares en ingresos para el 2020. La tecnología que más cuota ganaría sería la realidad aumentada, con unas previsiones de crecimiento de hasta los 120.000 millones de dólares, mientras que la realidad virtual se quedaría a tan solo 30.000 millones de dólares.

Digi-Capital-forecast

Imagen

¿A qué se debe esta diferenciación? Los analistas encuentran una explicación en la finalidad distinta de cada una, existente detrás de una aparente semejanza de uso.

Una de las principales características que les une es que ambas tecnologías generan contenido en vídeo y audio 3D en alta resolución. Sin embargo, les separa una característica esencial. La realidad virtual sumerge a los usuarios en mundos virtuales en un sistema completamente cerrado, mientras que la realidad aumentada se puede experimentar fuera de los wearables, llevando parte del espacio virtual al mundo real.

La distinción las hace más adecuadas para cierto tipo de usos y segmentos de consumidores. Por ejemplo, la tecnología de realidad virtual se ha desplazado a wearables pensados para elevar la experiencia en los juegos y en las películas 3D.

Por otro lado, la realidad aumentada se ha quedado más cercana a las aplicaciones para los dispositivos móviles y por tanto con más posibilidades de conquistar el gran mercado de usuarios de smartphones y tabletas.

¿Cuál de las dos se impondrá con más fuerza en el mercado? Según los analistas la realidad aumentada será la gran favorita: “La realidad virtual podría llegar a miles de millones de usuarios, con precios de los dispositivos hardware similares a las consolas. Prevemos un consumo de servicios y software parecido al que se hace actualmente en el sector de los juegos, películas y parques temáticos, pero no hay que esperar ingresos sustanciales de datos y voz. Podríamos hablar de ingresos significativos, pero creemos que la realidad aumentada puede sacar mayor provecho de este mercado”, comenta Tim Merel, el director de Digi-Capital.

A juicio del mismo analista, la oportunidad de crear nuevas plataformas sostenidas por aplicaciones de realidad aumentada llamará el interés de muchos actores del ecosistema tecnológico. Por tanto, es bastante previsible que a medida que crezca la base de usuarios para este tipo de aplicaciones de consumo, será una cuestión de tiempo hasta que gigantes como Facebook, Alibaba o Amazon decidan apostar por nuevas fórmulas para escalar sus negocios.

Imagen principal 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.