Tecnología

Realidad virtual para ayudar a los niños durante su estancia hospitalaria

Escrito por Marcos Merino

El hospital infantil más famoso del Reino Unido se ha unido a ARM, Microsoft y Samsung para evaluar el impacto de las neuvas tecnologías sobre sus jóvenes pacientes: cuentan con dinosaurios virtuales y réplicas del hospital en Minecraft para ayudar a los menores a sobrellevar la experiencia.

El Great Ormond Street Hospital es un centro sanitario británico muy especial: es el primer hospital infantil que abrió las puertas en su país, y fue durante muchos años el titular de los derechos de Peter Pan, gracias a la donación en vida de su creador, James Matthew Barrie). Y, además, ya hicimos referencia al mismo en TICbeat cuando Retro Computers prometió destinar al mismo el 10% de las ventas de la Sinclair Spectrum Vega.

Pero esa no es la única relación del Great Ormond Street con la tecnología: en 2015, una comunidad de ‘makers’ voluntarios de Londres puso en marcha la fabricación de Inmoov, un robot humanoide de código abierto impreso en 3D que, gracias al uso de las Oculus Rift, era capaz de llevar de “excursión virtual” al zoo a sus jóvenes pacientes. El año pasado también salió en las noticias por haber aplicado materiales y técnicas de la Fórmula 1 a la fabricación de incubadoras móviles para recién nacidos.

¿Realidad mixta en el quirófano? El proyecto pionero del Hospital Gregorio Marañón

Ahora, los responsables del centro se han unido a Microsoft, Samsung, ARM, el University College de Londres y el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido para poner en marcha la iniciativa DRIVE (Digital, Research, Informatics, and Virtual Environments), diseñada para explorar el modo en que las TICs pueden ayudar a la hora de llevar a cabo el tratamiento médico en niños pequeños. De este modo, cuentan con un proyecto de investigación que evalúa si una experiencia de realidad virtual basada en dinosaurios es capaz de ayudar a mantener ocupadas las mentes de los niños que permanecen hospitalizados recibiendo tratamiento; con este mismo objetivo han puesto en marcha, incluso, una minuciosa réplica de todo el hospital, construido dentro del mundo virtual de Minecraft.

“La unidad DRIVE es una manera de reunir al personal clínico, académicos de ciencias de la computación y ‘partners’ de la industria de la tecnología para trabajar en proyectos comunes y dar forma a un espacio común para darles vida”, explica Neil Sebire, uno de los profesionales sanitarios del Great Ormond Street. “Además, la unidad DRIVE actúa como ‘laboratorio viviente’ sanitario, en el cual se desarrollan y evalúan las nuevas tecnologías antes de incorporarlas al entorno clínico del mundo real“. Sin duda, una experiencia positiva en un centro tan reputado como éste podría abrir de par en par las puertas de muchos sistemas sanitarios a las últimas tendencias en realidad virtual y aumentada.

Vía | Digitaltrends

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.