Tecnología

Radiografía tecnológica de una Smart City

radiografia-tecnologica-smart-city
Escrito por Lara Olmo

Como si de un programa informático se tratara, una Smart City tiene su interfaz y una infraestructura tecnológica detrás que hace que aquélla funcione.

Hoy no vamos a hablar sobre qué es una Smart City ni de la necesidad de que las ciudades tradicionales tomen medidas para ser más inteligentes, sostenibles e innovadoras. Esta vez vamos a “rascar” un poco más para entender cómo funcionan técnicamente hablando, como si fueran un software tecnológico que quisiéramos desmontar.

Las smart cities rebosan tecnología: sensores, redes de comunicaciones, plataformas de recolección, almacenamiento y análisis de datos (data gathering, data science), aunque para el ciudadano de a pie esto se traduce en servicios de movilidad más eficientes, sistemas de iluminación adaptados al tránsito de las calles o recolección de residuos, por citar sólo algunos ejemplos.

Lo que no se “ve”, la infraestructura TIC, es el back-end de la Smart City, lo que soporta y hace que funcionen los servicios que disfruta el ciudadano. Recolecta la información a partir de ese uso y la procesa, para seguir mejorándolos y optimizándolos.

El front-end, como habrás imaginado, es la “interfaz” de la ciudad, la parte que interacciona directamente con sus habitantes. El libro blanco “Smart Cities: La transformación digital de las ciudades incluye en este apartado los servicios asociados a ámbitos como el Medio ambiente, la movilidad, la seguridad, la sanidad, la educación, la economía y el Gobierno de la ciudad.

Vía | Altran

 

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.