Tecnología

¿Quién gana realmente con el uso de Big Data?

Big_Bang_Data-min
Escrito por Lara Olmo

Algunos sectores critican la ingente cantidad de información y datos que algunas compañías tecnológicas están acumulando porque pueden moldear nuestros hábitos.

¿Has oído hablar de los “algoritmos éticos”? Se trata de un término que algunos sectores han acuñado para intentar poner freno, o al menos concienciar, del exceso de información que, gracias al Big Data, están reuniendo algunas compañías como Google, y el privilegio que les otorga, al ser capaces de predecir las conductas de usuarios y consumidores antes de que las realicen.

Seguro que hace tiempo que dejaste de preguntarte cómo Google podía saber lo que querías encontrar cuando apenas llevabas tres palabras escritas en su buscador. Sus famosas ‘búsquedas sugeridas’ son posibles precisamente por la ingente cantidad de información que reúne el gigante tecnológico. Otros miles, millones antes que tú, ya pasaron por ahí y actuaron de la misma manera, de modo que ‘adivinar’ lo que buscas es simplemente cuestión de matemática.

El Big Data también tiene sentimientos

Algo tan inocente como esto, y que incluso es interesante para el usuario porque le facilita las cosas, puede ser un arma de doble filo cuando ampliamos el ángulo de visión del asunto. ¿Quién gana realmente con el uso de Big Data?

Hasta ahora la sociedad se ha cimentado sobre la incertidumbre. Cualquier decisión que tomáramos en el ámbito personal, laboral o de cualquier tipo, tenía un componente de imprecisión; no sabíamos qué depararía el futuro. Sin embargo, en los últimos tiempos esto podría cambiar, dada la cantidad de datos que algunas entidades están acumulando, de magnitudes hasta hace poco inimaginables – de ahí que algunos ya no se refieran al Big Data sino al Mega Data.

Precisamente Google representa la mayor acumulación de intenciones y propósitos humanos que el mundo ha conocido. Cuando se posee toda esa información, se pueden cambiar hábitos y formas de actuar, moldearlos, de tal manera que no se deje nada al azar. El futuro deja de ser una incertidumbre; aunque no para el usuario, que cree estar actuando con libertad.

El Big Data crea un nuevo perfil directivo: el CDO

¿Por qué muchos se refieren a la información y los datos como el oro negro de esta era? El mundo comercial y del marketing lleva tiempo siendo consciente de esta realidad. El sueño de toda compañía es tener la certeza de que no errará en su acciones y de que estas responderán a los que los consumidores desean; en definitiva, tener la certeza de obtener beneficios. Es lo que la académica de Harvard, Soschana Zuboff, define como “capitalismo vigilante”.

Cuando acabamos con la incertidumbre estamos intercambiando los beneficios de un futuro siempre desconocido en favor del cumplimiento de los objetivos del plan de otras personas. Soschana Zuboff

No es la primera vez que salen lecturas negativas acerca de lo que el Big Data puede ofrecer y aquellos que se preguntar quién sale favorecido, o quién gana con el uso del Big Data. La inteligencia artificial, uno de sus usos derivados, es fuente de controversia desde hace tiempo. Algunos como Elon Musk, cofundador de Paypal ya se pronunciaron hace meses en contra de ella, afirmando que podía ser peligrosa.

Para que no sólo saques conclusiones negativas sobre el Big Data, puedes echarle un vistazo a este artículo que te ofrecíamos recientemente, Cinco claves para no tener miedo a los proyecto de Big Data, y que te será muy útil si tienes una empresa y te has planteado trabajar con datos.

Vía | marketingmgazine.co.uk

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.