Tecnología

¿Qué vuelve adictivo a un juego? Un estudio lo investiga

¿Qué vuelve adictivo a un juego? Un estudio lo investiga
Escrito por Redacción TICbeat

Científicos de la Universidad de San Francisco trabajan para descubrir cómo pueden ayudarnos los juegos a entrenar y mejorar el funcionamiento de nuestro cerebro.

Después de que el creador de Flappy Bird eliminase su juego de las app stores por considerarlo demasiado adictivo, un grupo de investigadores de la Universidad de San Francisco (UCSF) trabaja ahora mismo para descubrir qué es lo que hace que sea más fácil engancharse a ciertos juegos que a otros, así cómo de qué forma pueden ayudarnos éstos a agilizar y “tonificar” nuestros cerebros.

Según publica el blog Bits, del New York Times, más allá de los pasillos del laboratorio de neurociencia de la UCSF y su apariencia de hospital ordinario, existen salas con escáneres cerebrales, videoconsolas y monitores de pantalla plana, con los que se controla el cerebro durante la ejecución de los juegos.

Uno de los profesores que participan en la investigación, Adam Gazzaley, ha declarado que, con la observación del cerebro durante el juego, sus responsables esperan descubrir cuáles son aquellas áreas más débiles del cerebro. “Así podremos orientar hacia una experiencia más poderosa que ayude a mejorar de qué forma funciona nuestro cerebro”, ha señalado Gazzaley.

Sin profundizar en temas neurológicos, parece claro que los juegos más adictivos son aquellos que varían su nivel de dificultad en función de nuestro desempeño como jugadores, es decir, los que siempre avivan nuestro deseo de resolver y reparar problemas.

Los investigadores de la UCSF consideran que los videojuegos y apps no solo sirven para engancharnos y volvernos locos, sino que además pueden aportarnos cosas mientras intentamos conseguir más puntos. Y, en esta ocasión, los tópicos tampoco funcionan: mientras se ha creído siempre que eran los ejercicios similares a los crucigramas los más beneficiosos para nuestro cerebro, nuevas investigaciones demuestran que no es así, y que son otros, como los de tiro y disparo en primera persona o los de coches, los que más pueden ayudar a nuestra memoria y nuestra atención visual.

Hubo mucho rumor de que los puzzles y los crucigramas eran buenos para los jugadores, pero los investigadores han descubierto que bucear en tu memoria para buscar piezas imaginarias puede no ayudar al cerebro lo más mínimo”, ha asegurado el doctor Gazzaley.

Ahora mismo se trata de hallar qué es lo que vuelve a un juego adictivo a nivel neurológico, para después unir dicho descubrimiento con investigaciones que puedan señalar cómo el juego puede ayudar a la mente.

Es posible imaginar que dentro de cinco años acudas al médico con problema y éste te recete que juegues durante dos semanas a un videojuego determinado”, aventura Gazzaley.

Foto cc: Desiree Catani

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.