Tecnología

¿Qué son los mapas de calor?

ClickTale-Heatmap
Escrito por Marcos Merino

Esta técnica de analítica web te permitirá saber qué áreas de tu sitio reciben realmente la atención de los visitantes.

Un Heatmap (o ‘mapa de calor’) es un gráfico en el que se resaltan mediante un código de colores zonas concretas de una web en base a criterios como el número de clics, o las áreas por las que pasa con más frecuencia el puntero.

El objetivo de ello es obtener del comportamiento de los navegantes de nuestra web datos útiles para mejorar aspectos de la misma: comprobar la visibilidad de ciertos elementos, o evaluar los mejores sitios para poner publicidad tipo Adsense.

El concepto del heatmap deriva de la técnica de “eye tracking” usada en los estudios de psicología y marketing para detectar dónde se posa la mirada al ver un texto o imagen. Pero dónde con este sistema nos encontramos con lentes específicas y -frecuentemente- equipos voluminosos y pesados, la llegada de la lectura en ordenadores y dispositivos móviles permite usar los mapas de calor para un análisis bastante menos intrusivo (las pruebas necesarias hasta ahora para realizar el eye tracking impedían al usuario actuar con total normalidad al leer).

Los heatmaps presentan, claro está, sus propios problemas: necesitan una muestra amplia de datos para poder hallar patrones de visionado y desplazamiento; en una web con pocas visitas podrían no ofrecernos más que pinceladas de color inconexas. Además, su efectividad depende del propio diseño de la web: un proceso de conversión en varios pasos dentro de una misma URL nos generará un mapa de calor superpuesto del que no podremos extraer conclusión útil ninguna.

Tipos de mapas de calor

Heatmap por scroll: en páginas largas, indican básicamente dónde dejan de leer (esto es, de hacer scroll) tus usuarios: los botones y formularios de una landing page, por ejemplo, no deberían estar colocados igual en una página que frecuentemente se lee hasta el final y en otra en la que no.

Heatmap por clic: el gráfico destaca las zonas de la web donde los usuarios hacen click con más frecuencia porque los elementos de la misma les llaman la atención… o porque malinterpretan alguno de ellos, considerándolo ‘clickable’ erróneamente: en ese caso estaríamos ante un claro error de usabilidad.

Heatmap por movimiento de ratón: este gráfico indica las zonas por las que pasa el puntero del ratón, destacando aquellas en las que pasa más tiempo. La utilidad de esta opción viene determinada por el hecho de que, según la Carnegie Mellon University, hay una correlación del 88% entre el movimiento del ratón y el del ojo.

Herramientas

Si quieres realizar mapas de calor de tu página web, una de las mejores opciones (y la más popular) puede ser CrazyEgg, una herramienta de analítica web muy completa, puesto que además de permitirnos crear los heatmaps que nos ocupan, también incluye funciones para realizar tests A/B. Se puede usar gratuitamente durante un mes, a partir de entonces cuesta 9 dólares USA al mes. Cuenta, además, con un plugin oficial para WordPress que te facilitará la vida si usas este extendido CMS. Otra herramienta muy similar e igualmente conocida es Clicktale. Aquí podéis leer una comparativa entre ambos productos (realizada, eso sí, por un tercero en discordia). Click Density es menos completo, pero su veteranía (fue el primer servicio comercial en este campo) siempre es un punto a favor.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.