Tecnología

¿Qué son los enlaces ‘nofollow’?

chain-297842_1280
Escrito por Marcos Merino

Los enlaces que apuntan a nuestros sitios web pueden ayudarlos a mejorar su posicionamiento… pero eso dependerá del tipo de enlaces que sean.

Para comprender realmente qué representa que un enlace sea dofollow o nofollow, tenemos que empezar explicando el contexto. Esto es, cómo funcionan los enlaces en el ámbito del posicionamiento SEO: cuando un sitio web recibe un enlace entrante (un hipervínculo que apunta a esa web desde otra), la página de destino recibe un pequeño empujón de posicionamiento.

En el caso de Google, ese empujón se llama ‘link juice’ (zumo de link): el pagerank de la web original va fluyendo a través de los enlaces, transmitiendo relevancia pero perdiéndolo según se suceden los niveles. Por eso, conseguir un enlace en la portada de un sitio web de referencia y bien posicionado puede ser oro puro para nuestro propio posicionamiento. Aclarado eso, podemos aclarar que un enlace dofollow es aquél que aporta relevancia al sitio al que se dirige, transmitiendo parte del pagerank. Por defecto, todos los enlaces son así.

Por contra, un enlace nofollow es aquél que indica al bot del buscador de turno que, aunque enlace a otra web, no quiere transmitir relevancia a ésta. Eso se hacen añadiendo una etiqueta en el código html del link. Tal que así:

<a href=”http://www.paginaweb.es/” rel=”nofollow”>Texto del enlace</a>

Pero… ¿cuál podría ser el motivo para hacer algo así y negarte a compartir una pequeña parte de tu riqueza digital en forma de pagerank? Bueno, retrocedamos una década hasta 2005: en aquellos días, el algoritmo de Google era mucho más simple que ahora, y el posicionamiento dependía en gran medida del número de enlaces entrantes de una web (identificando “número de enlaces” a la popularidad, y ésta a la calidad del contenido). En esas circunstancias, ciertos expertos de las técnicas más dudosas del SEO lo tuvieron fácil para apostarlo todo a conseguir enlaces como fuera… y eso muchas veces se traducía a spammear de forma masiva otras webs (por ejemplo, los comentarios de muchos blogs, y los hilos de los foros; la Wikipedia tampoco se salvó de la avalancha).

En esas circunstancias, Matt Cutts (responsable del equipo anti-spam de Google) propuso la creación del atributo ‘nofollow’ motivado por un hecho evidente: si los dueños de los foros y blogs podían indicarle a Google que no cediera parte de su pagerank a las web de los spammers, el spam web dejaría de ser una táctica rentable de cara al posicionamiento.

Nota: si lo que deseas es que Google no indexe determinada sección de tu sitio por ser, por ejemplo, contenido duplicado no debes recurrir al atributo ‘nofollow’ (es un error común), sino al ‘noindex’.

¿Cómo saber si un enlace es ‘nofollow’?

La mejor forma de saber si los enlaces de un sitio web son nofollow es comprobando el código fuente del mismo. En Chrome puedes hacerlo tecleando Control + U; en Firefox haciendo clic en el botón derecho y en “Ver código fuente”. Así, sólo tendrás que buscar “nofollow” dentro del texto. Otra opción más sencilla es recurrir a extensiones para ambos navegadores que destacarán automáticamente los enlaces de la página (Nofollow simple en Chrome, o Nodofollow en Firefox).

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.

  • Sasquacht Yeti

    Buena info, muy útil y básico de conocer. Para quien esté empezando en el mundo de los blogs, les recomiendo una guía si no la conocen, con conceptos importantes a tener en cuenta que les puede servir: http://consejos-publicitarios.blogspot.com/2013/10/como-ganar-dinero-con-tu-pagina-web-guia.html

  • Andrés Alcázar Reynales

    Lástima que no se difundió este post como debería, de todo lo que he leído es lo más claro que encontré sobre el tema, el resto demasiado confusos y nada prácticos, lo del noindex excelente no lo sabía.