Tecnología

Qué son los desinstaladores y cuándo deberías usarlos en Windows

programas gratis windows

Por norma general tendemos a desinstalar un programa en Windows desde el panel de control, pero en algunas ocasiones esto no es suficiente para eliminar todos los archivos. Hoy te explicamos cuándo te interesa usar un desinstalador y cuál deberías usar.

La manera más común de desinstalar programas en Windows es desde el panel de control. Se trata de una manera muy sencilla se liberar espacio en tu disco duro, pero no siempre es suficiente.

La instalación y desinstalación de software en Windows se ejecuta mediante el propio programa, no por el sistema operativo. Esto significa que cada vez que instalas algo añade archivos distintos, crea registros y puede meter más o menos información en tu ordenador; no es el mismo proceso para todos.

Lo mismo sucede cuando lo desinstalamos: cada programa lo hace a su manera. Por norma general debería ser bastante similar el proceso ya que idealmente limpiarán todo y no dejarán rastro, pero no siempre es el caso. Ciertos programas tienen más dificultades retirando todo del sistema. Es el caso de los antivirus, ya que tienen que integrarse más en el dispositivo para funcionar bien.

Aquí es cuando entran en juego las herramientas de desinstalación, como Revo Uninstaller. Ejecutándose en segundo plano, mantiene un registro de todos los cambios que hace un programa al instalarse en el ordenador y todos los archivos que va añadiendo desde la primera vez que inició. Después, al eliminar el software revisa que todos los archivos que había recopilado ya han desaparecido, y sino se encarga de retirarlos.

¿Tu ordenador Windows va lento? Prueba estos trucos para solucionarlo

Sin embargo, hay algunos programas que ofrecen su propia herramienta de desinstalación. Es el caso de los antivirus ya que saben que puede haber problemas a la hora de dejar el ordenador limpio.

La gran pregunta es, ¿son realmente necesarios las herramientas de desinstalación? La respuesta esta en el uso que le des a tu ordenador. Si estás constantemente añadiendo y quitando programas tal vez si te interese usarlos, más que nada para que no se te llene el disco duro de archivos innecesarios. Si en cambio haces un uso normal de tu ordenador no deberías necesitarlo, ya que por sí solo un programa normal debería hacer bien el trabajo.

Vía | How to geek

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.