Tecnología

¿Qué medidas está adoptando Samsung para retirar los últimos Note 7?

note7-min
Escrito por Marcos Merino

Los usuarios rezagados (en EEUU aún faltan por devolver el 15% de los terminales vendidos) representan un potencial problema para la multinacional.

Ayer viernes, Samsung anunció que el 85% de los terminales Galaxy Note 7 vendidos en los Estados Unidos ya habían sido devueltos o intercambiados por otro smartphone (la mitad de los antiguos usuarios del Note 7 se han pasado al iPhone). Sin embargo, pese al peligro que representan para sus dueños, el 15% restante de terminales aún continúan activos y paseándose por las calles estadounidenses. Esto supone una preocupación para la multinacional surcoreana, pues en caso de que tenga lugar otro incidente con las baterías se expone a que se vuelva a agitar una crisis de reputación que ya le ha hecho perder millones de dólares.

Por ello, ha decidido tomar medidas para animar a los rezagados a entregar sus Galaxy Note 7. La primera de ellas será publicar una actualización del software del terminal a lo largo de los dos próximos meses, que provocará una limitación de la carga máxima de la batería al 60% de su capacidad y generará avisos pop-up cada vez que se encienda el móvil, con el fin de recordar al usuario que devuelva el terminal a su fabricante.

Samsung estaría estudiando aplicar medidas similares en otros países, pero en Nueva Zelanda pretende ir aún más lejos. Y es que en el país oceánico, donde según el New Zealand Telecommunications Forum aún quedan “unos pocos cientos” de terminales activos, está previsto bloquear el acceso a la red telefónica móvil a todos los terminales Note 7 a partir del 18 de noviembre, evitando así que puedan realizar llamadas, enviar mensajes de texto o hacer uso de la conexión de datos.

Por supuesto, los usuarios seguirían disponiendo de la opción de utilizar sus smartphones para navegar por Internet haciendo uso de redes Wi-Fi, pero sin duda la multinacional confía en que entiendan que una funcionalidad tan limitada no compensa la posibilidad de experimentar en sus propias carnes una explosión de batería.

Vía | Recode & Yahoo Tech

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.