Tecnología

¿Qué ha sido de IPv6?

internet

Analizamos IPv6, el protocolo de Internet que nació en 2012 pero que, en la actualidad, apenas usan un 7% de los internautas. Te explicamos el porqué.

El 6 de junio de 2012 nació un concepto que, en teoría, debía transformar la forma en que se registraban las direcciones de Internet y que permitiría mantener el ritmo de nuevos accesos a la Red que, de otra manera, sería inviable en el corto plazo. Estamos hablando de IPv6, el nuevo protocolo de Internet que venía a sustituir al IPv4. La gran diferencia entre ambos formatos es que mientras el IPv4 utiliza direcciones de 32 bits (lo cual equivale a aproximadamente 4.300 millones de dispositivos con dirección individual en Internet), el IPv6 emplea direcciones de 128 bits y puede soportar tantos dispositivos que solo una expresión matemática –2 a la potencia 128– puede cuantificar su tamaño.

Aunque la idea de IPv6 se remonta a 1998, fue a finales de 2011 cuando comenzaron a intuirse seriamente los problemas para emitir direcciones IPv4 en los próximos años, debido a que casi 2.500 millones de personas y 11.000 millones de dispositivos en todo el mundo se conectaban a Internet en esos momentos. De ahí que la industria en general, desde los proveedores de Internet (ISP) hasta los grandes actores del mundo digital –como Google o Facebook– se planteara el cambio urgente de protocolo que garantizara este crecimiento prácticamente ilimitado en los próximos años.

Sin embargo, más de tres años después del nacimiento de este protocolo su adopción no ha sido la esperada, pese a que las direcciones IPv4 ya llevan un tiempo agotadas. En concreto, y de acuerdo a las estadísticas de Google, tan sólo el 7% de sus usuarios ha migrado al nuevo entorno… y ello a pesar de que AT&T, Comcast, Telefónica, Facebook, Google, Microsoft o Yahoo! Ofrecieron desde el minuto uno soporte a este nuevo protocolo.

IPv6 es más lento que IPv4

En el momento del nacimiento de IPv6, una de las mayores críticas que recibió el nuevo protocolo fue su lentitud respecto a su predecesor. Por ejemplo, un estudio de Compuware reflejó que los sitios que utilizaban estas nuevas direcciones eran hasta un 80% más lentos que los tradicionales, sobre IPv4.

internet-cosas1

En un principio se suponía que estos problemas irían mitigándose conforme se fuera adoptando masivamente el protocolo actual, pero lo cierto es que este es tan sólo uno de los muchos inconvenientes y barreras que se ha ido encontrado este protocolo en su adopción.

Falta de incentivos empresariales

Un informe de la Internet Society (ISOC) arroja algo de luz al respecto y alude, en primer lugar, a una falta de incentivos empresariales para actualizarse a IPv6. De hecho, al parecer está siendo la presión de los clientes por actualizarse a este nuevo protocolo la que está favoreciendo su adopción, más que la falta de una dirección IPv4 o la necesidad de menor complejidad en sus redes.

En el otro lado, los operadores de redes creen que IPv6 ofrece menos posibilidades de autoconfiguración, seguridad incorporada y movilidad que en el antiguo protocolo, aunque sí reconocen la mayor facilidad para configurar algunas partes de IPv6 respecto a lo que se esperaban.

internet-enlaces

En el lado negativo, las empresas también encuentran importantes dificultades a la hora de encontrar profesionales bien capacitados para afrontar este despliegue, así como sus importantes lagunas de seguridad que arrastra desde su nacimiento. Además, también se alude en numerosas ocasiones a la falta de soporte para IPv6 en entornos de administración de red, lo que complica su implantación en muchas organizaciones de gran tamaño.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.