Tecnología

¿Qué es un análisis DAFO y cómo utilizarlo?

empresa mas efectiva gracias Big Data

Así se hace un análisis DAFO rápido, sencillo y, lo más importante, completo para su empresa, sea una gran compañía o una pyme.

Muchos hemos oído hablar del análisis DAFO y las posibilidades que esta técnica ofrece para el crecimiento personal o a la hora de crear una nueva empresa. Sin embargo, los análisis DAFO tienen muchísimas otras aplicaciones, casi innumerables, ya que siempre es un buen momento para valorar el estado y perspectivas de nuestra empresa o startup.

En ese sentido, el análisis DAFO es una técnica que responde a cuatro parámetros principales, los cuales componen las siglas del propio nombre de la técnica: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Gracias a estas cuatro variables podemos conocer los puntos flacos de nuestra compañía, aquellos motivos -externos o internos- que deberían preocuparnos sobre la viabilidad del negocio, los valores diferenciales que nos pueden hacer triunfar y el espacio en el mercado o los fenómenos que nos puedan dar una oportunidad clara de consolidarnos como empresa.

Se trata, en definitiva, de un método de introspección y autodiagnóstico de la empresa, ya que valoraremos los puntos fuertes, pero también las trabas y las ineficiencias experimentadas en la organización, así como todo aquellos que pueda interferir positiva o negativamente en el porvenir de la compañía. De este modo, lo que el directivo obtiene es una visión general del negocio con la que poder tomar mejores decisiones.

Aunque el sistema es muy sencillo, hay muchos profesionales que aún no conocen la técnica DAFO o que no saben cómo enfocar este proceso de diagnóstico para disfrutar de sus ventajas. Así se hace un análisis DAFO rápido, sencillo y, lo más importante, completo.

Debilidades

Una vez recopilada toda la información interna de la empresa y teniendo a mano cuantos más datos mejor, comenzamos con el análisis DAFO por el comienzo, las debilidades. En este punto lo que se trata de dilucidar son todas las barreras que impiden el crecimiento de la compañía o que no resultan eficaces y las vulnerabilidades de la compañía ante sus clientes y rivales, desde los recursos humanos, la capacidad tecnológica, la estrategia comercial o el propio diseño de los productos y servicios.

DAFO

Esquema DAFO. Fuente: Grupo Emprende

En este paso del análisis debemos responder a preguntas tan sencillas pero a la vez esenciales como qué hacemos mal, qué procedimientos o prácticas deberían evitarse de inmediato, cuál es la principal debilidad de la compañía según los analistas externos o vislumbrar aquellos factores que pueden reducir las ventas o poner en tela de juicio el éxito del proyecto.

Amenazas

Siguiendo en el análisis negativo de la compañía, ahora toca ver los condicionantes externos de la empresa que pueden perjudicar su correcto funcionamiento o debilitar nuestra posición en el mercado. Así, debemos analizar las distintas amenazas políticas, sociales, culturales o económicas que influyen de forma directa o indirecta en el rendimiento de la compañía, en todos y aquellos mercados donde operemos.

dinero-emprendedores-startups

Entre otros detalles en el análisis DAFO, tendremos que tener en cuenta el clima político que vive el país donde operamos, las novedades regulatorias que puedan afectar a nuestro mercado, las preferencias o modas socioculturales o las barreras tecnológicas que impiden producir y vender con solvencia. También se incluyen en este paso otros parámetros que deben ser analizados, como los posibles problemas de solvencia futura o la actividad de nuestra competencia directa.

Fortalezas

Pero no todo van a ser malas noticias en este análisis DAFO, sino que también vamos a recoger las fortalezas en las que se apoya nuestro negocio, incluyendo nuestras ventajas competitivas frente a nuestros rivales, los recursos materiales o humanos que nos diferencian y los puntos que facilitan una posible venta.

edificio-companias

Estas fortalezas internas deben ser la base sobre la que desarrollar las medidas necesarias para tapar las carencias detectadas previamente y donde la empresa debe centrarse para conseguir sus metas.

Oportunidades

Y al igual que antes hemos analizado los factores externos que podían perjudicar a la compañía, también es clave conocer aquellos factores ajenos a la propia empresa que pueden tener consecuencias positivas para ella. En ese sentido, la situación política o económica del país puede ayudarnos a vender más o a encontrar una posibilidad de negocio gracias a los cambios regulatorios.

También hay nuevas tendencias sociales o culturales que nos pueden abrir nichos de mercado no explorados, o públicos que hasta ahora eran ajenos a la actividad de la empresa.

Facebook se plantea abrir una oficina de ventas en China, donde está censurado

Asimismo, es fundamental conocer los nuevos avances tecnológicos y productivos que puedan ayudarnos a ser más eficientes en la fabricación o prestación del servicio, así como los posibles problemas o fallos de nuestra competencia que nos permitan abordar a sus clientes con una propuesta diferencial que cubra dichas deficiencias.

¿Qué podemos averiguar con un análisis DAFO?

Como hemos dicho el análisis DAFO nos proporciona una visión holística del estado de la empresa, pero si queremos obtener información más concreta y estratégica sobre un tema determinado también podemos hacerlo. Por ejemplo, si tan sólo analizamos las vertientes de fortalezas y oportunidades lo que recibimos es una apuesta de ataque y de demostrar nuestra fuerza en el mercado.

En el caso de que queramos llevar a cabo una apuesta de negocio a la defensiva, por ejemplo en situaciones de crisis, los puntos clave a analizar son las fortalezas y amenazas que, como ya hemos comentado, se deben contrarrestar mutuamente. Ahora que ya sabes qué es un análisis DAFO, ¿piensas utilizarlo para tu empresa?

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.