Tecnología

Qualcomm se adentra definitivamente en el mercado B2B con chips para servidores

qualcomm

Qualcomm ha anunciado la creación de una ‘joint venture’ en China dedicada al diseño y venta de chips para servidores.

Qualcomm es uno de los fabricantes líderes de procesadores (aunque no pasa por su mejor momento), pero hasta ahora su actividad se había limitado sobre todo al mercado de consumo y, sobre todo, a la industria del smartphone. Sin embargo, en los últimos días se ha conocido que la compañía ha confirmado su entrada de lleno en el lucrativo negocio corporativo, al anunciar la creación de una ‘joint venture’ en China dedicada al diseño y venta de chips para servidores.

En ese sentido, la nueva compañía (Guizhou Huaxintong Semiconductor Technology) estará participada al 45% por Qualcomm, mientras que el 55% restante le corresponde al gobierno provincial de Guizhou. La empresa tendrá un buen músculo financiero para comenzar, ya que ambos socios han inyectado nada menos que 280 millones de dólares en su fundación.

Con esta operación se materializan los nada ocultos deseos de Qualcomm de dar el salto al mercado de los servidores, en el que Intel es líder claro desde hace décadas. No en vano, el pasado octubre ya se revelaron estas intenciones por parte de la compañía norteamericana, concretamente en cuanto a su proyecto de impulsar un chip basado en ARM que fuera rompedor dentro de este segmento de negocio.

Para lograr disputarle el liderazgo a Intel, la nueva filial de Qualcomm tendrá a su favor la tecnología de dicha firma (que licenciará de forma preferente sus patentes de chips actuales y proporcionará procesos de investigación y desarrollo a la ‘joint venture’). Además de la empresa principal conjunta, también se creará una sociedad de inversión en Guizhou que “servir como un vehículo para futuras inversiones en China”, una imposición habitual del gobierno chino a las multinacionales extranjeras que desean invertir en el país.

Qualcomm: luces y sombras de su presencia en China

De hecho, Qualcomm no es nada inexperta en el Gigante Asiático, ya que actualmente ya opera algunas plantas de fabricación de procesadores en este país, siempre con el apoyo y la participación económica de las instituciones locales. Entre ellas, Qualcomm tiene deslocalizada en China la producción de sus procesadores móviles Snapdragon.

Sin embargo, no todo son flores y rosas para Qualcomm en China. Así, en febrero de 2015, la compañía tuvo que aceptar el pago de una multa de 975 millones de dólares a la Comisión de Desarrollo y Reformas de China por violar su ley antimonopolio en la fabricación y venta de sus chips informáticos.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.