Tecnología

Proterra libera sus patentes para recargar autobuses eléctricos

Escrito por Marcos Merino

La tecnología desarrollada por la compañía permite recargas 3-4 veces más rápidas que los supercargadores de Tesla.

Proterra es una de las compañías punteras en el campo de los autobuses eléctricos: la tecnología que ha desarrollado en los últimos tiempos para estos vehículos les permite recorrer distancias cada vez mayores con un carga y, gracias a la carga rápida, hasta 1126 kilómetros en un solo día.

Pero si esta compañía ha destacado por algo en los últimos días ha sido por seguir el ejemplo de Tesla y Toyota (el CEO de Proterra, Ryan Popple, fue hace unos años responsable de finanzas de la primera) a la hora de liberar sus patentes, permitiendo así a cualquiera acceder a “la tecnología de carga rápida para la industria del tránsito sobre una base libre de derechos de autor”.

Desde el punto de vista de Proterra, su condición de líderes del mercado les sitúa en una situación inmejorable para tratar de impulsar su industria impidiendo que otras compañías derrochen esfuerzos en una constante reinvención de la rueda, en lugar de invertirlos en mejorar tecnología ya probada y fiable.

La importancia de llevar los sistemas de carga eléctricos más allá de los vehículos de pasajeros reside en el papel fundamental que cumplen los vehículos de mayor tamaño a la hora de reducir las emisiones. Y, si bien los camiones de transporte de mercancías de larga distancia no son candidatos a la electrificación a corto o medio plazo, sí lo son otras clases de vehículos que hacen paradas frecuentes en recorridos urbanos, como los camiones de basura… o los autobuses.

Siempre y cuando, claro, los sistemas de carga permitan recargas rápidas, minimizando el tiempo de inactividad. Y aquí es donde Proterra tiene más que ofrecer, habida cuenta de que sus sistemas son 8 veces más rápidos que los estándar, y entre 3-4 veces más rápidos que los supercargadores de Tesla. “Estamos llegando a un punto es el que los vehículos configurados para cargas rápidas podrán recargarse en el mismo tiempo que usamos en colocar una manguera en el lateral de un autobús diésel y llenarlo de combustible”.

Vía | Ars Technica UK

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.