Protección de Datos declara “ilegal” el nuevo tratamiento de datos personales de Google

Protección de Datos declara “ilegal” el nuevo tratamiento de datos personales de Google

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha declarado “ilegales” los tratamientos de información personal que Google realiza a través de su nueva política de privacidad. El organismo ha detectado la existencia de tres infracciones de la Ley Orgánica de Protección de Datos española, por cada una de las cuales ha impuesto a la compañía una sanción de 300.000 euros.

Según recuerda la AEPD en una nota de prensa, en marzo de 2012 Google modificó las condiciones de uso de la mayoría de sus servicios y apostó por un tratamiento de datos basado en la “transversalidad”; esto es, que la información que una persona facilita para un servicio pueda combinarse con la de otros y utilizarse con cualquier finalidad”.

Esta nueva resolución, dictada por el director de la AEPD, José Luis Rodríguez Álvarez, insta a Google no solo a que pague la multa impuesta, sino a que cumpla de forma inmediata con las exigencias legales. Con ella, se pone fin a un procedimiento iniciado hace tiempo a la compañía en relación con la compatibilidad entre su política de privacidad y la normativa nacional en materia de protección de datos. Google no reaccionó después de que las Autoridades de todos los Estados de la Unión Europea le enviasen una carta con recomendaciones en octubre de 2012, y el pasado mes de abril países como Alemania, Francia, Holanda, Italia, Reino Unido y el nuestro emprendieron, en una acción coordinada, actuaciones de investigación y sanción.

Usuarios desinformados, consentimiento no válido

A través de una inspección, la AEPD ha constatado que, en muchos casos, Google no proporciona a sus usuarios una información adecuada sobre los datos que recoge de ellos y para qué los utiliza, así que no obtiene un consentimiento válido de sus titulares.

Como ejemplo, la AEPD explica que los usuarios de Gmail no son informados con claridad de que los contenidos de sus correos electrónicos y sus archivos adjuntos son filtrados para después insertar publicidad “personalizada” en su navegación. “Cuando se informa, se utiliza una terminología imprecisa, con expresiones genéricas y poco claras que impiden a los usuarios conocer el significado real de lo que se plantea”, señala, en su comunicado, la AEPD, que añade que, en ocho páginas, “Google emplea hasta en 30 ocasiones términos como “podremos”, “podrá”, “podrán” o “es posible””.

La Agencia se refiere también a otras expresiones como “mejorar la experiencia del usuario”, que califica de “extremadamente ambiguas”, para señalar que la política de privacidad de Google es “indeterminada y poco clara”. Según su criterio, “la falta de información adecuada impide que pueda considerarse que existe un consentimiento específico e informado” en cuanto a la utilización de los datos personales de los usuarios “y, en consecuencia, válido”.

Fumadores pasivos… y usuarios pasivos

Google, concluyen desde la AEPD, recoge y trata ilegítimamente tanto la información personal de sus usuarios autenticados como de los que no han iniciado sesión, e incluso, agrega, de los “usuarios pasivos”; es decir, los que no han solicitado sus servicios pero acceden a páginas en las que hay elementos gestionados por el gigante de Internet.

Además, la compañía obstaculiza el derecho que sus usuarios tienen a acceder, rectificar, cancelar y oponerse a estas condiciones de uso, creen en la AEPD. Para ejercer sus derechos o gestionar su información personal en la compañía, los ciudadanos son obligados a recorrer “un número indeterminado de páginas, dispersas en varios enlaces, que no están disponibles para todos los tipos de usuarios y, en ocasiones, con denominaciones que no siempre hacen referencia a su objeto”.

La propia compañía reconoce, según la AEPD, que hay que ejecutar al menos siete procesos diferentes, reservándose incluso el derecho de no atender las solicitudes que supongan “un esfuerzo desproporcionado”.

Esta resolución de la AEPD es la primera decisión final dentro del marco de los diferentes procedimientos que actualmente hay en marcha en varios países de la UE.

Actualización: Google acaba de remitir por correo electrónico su respuesta oficial a la resolución de la AEPD: 

“Hemos estado totalmente involucrados con la Agencia Española de Protección de Datos a lo largo de este proceso para explicar nuestra política de privacidad y cómo esta nos permite crear servicios más sencillos y efectivos, algo que continuaremos haciendo. Leeremos con atención su informe y tomaremos una decisión en cuanto a los siguientes pasos a dar”.

Foto cc: MoneyBlogNewz

Contenidos Relacionados

Top