Tecnología

Probamos los bots de Duolingo para españoles que aprenden inglés

Escrito por Lara Olmo

Duolingo, una de las apps de idiomas con más éxito, estrena una funcionalidad basada en inteligencia artificial muy útil para turistas. Son los bots y plantean situaciones reales para que el usuario converse en la lengua que está practicando.

En esta época del año son muchos los que viajan al extranjero por vacaciones y aprovechan para poner en práctica los idiomas. Aunque lo más habitual, a no ser que tengas la suerte de ser políglota, es que tengas que desenvolverte con el inglés, idioma universal por antonomasia.

Los idiomas (incluyendo el de Shakespeare) son uno de los puntos flacos de los españoles. El 33,7% de los profesionales se consideran bilingües en inglés, un 44% asegura tener nivel medio y un 22,3% afirma que tiene un nivel básico.

La lengua de los británicos y americanos no sólo se estudia en nuestro país. Es la que más aprendices tiene en el mundo: del billón de personas que hoy en día estudian un idioma, 800.000 millones están con el inglés.

Entre las múltiples opciones que existen para aprender un idioma, la de las apps móviles está suponiendo toda una revolución. Porque son accesibles, fáciles de usar y recurren a estrategias de engagement como los premios (en forma de puntos o incentivos, que desbloquean nuevas funcionalidades), los niveles y la competición, para que el usuario se mida con otros.

Una de las apps de idiomas que más éxito tiene a nivel global es Duolingo.

Con ejercicios de traducción, de pronunciación y juegos visuales, entre otros formatos, ya tiene 121 millones de usuarios hispanohablantes aprendiendo inglés y hay estudios que corroboran su eficacia.

Ahora esta app de idiomas ha lanzado una nueva funcionalidad para iOS más avanzada y basada en inteligencia artificial.

Se trata de los cada vez más conocidos chatbots, y su atractivo está en que plantean situaciones más o menos reales que uno se puede encontrar en la vida diaria o cuando viaja fuera (comer en un restaurante, entrara en una tienda, etc), y que obligan al usuarios a utilizar el idioma.

Su objetivo fundamental es practicar el speaking, quizás una de las asignaturas pendientes más evidente para los que están aprendiendo un idioma. Nosotros los hemos probado para hablantes de español que están estudiando inglés.

Así son los bots de Duolingo

Al estar únicamente disponible en iOS, de momento sólo los usuarios de dispositivos móviles de Apple (y con versiones iOS 8 o superior) pueden usar esta funcionalidad.

Además es necesario haber completado previamente tres habilidades del curso de inglés para desactivarla.

Cuando las tengamos, aparece en la parte inferior un icono con forma de bocadillo, que indica que podemos entrar en los bots. All empezar hay tres escenarios/conversaciones disponibles, uno de presentación y otros dos con situaciones en una tienda y en un restaurante.

Para que funcionen, la app nos pide permiso para acceder al micro y nos avisa de que “los datos de voz se enviarán a Apple para mejorar su tecnología” (ya están los de Cupertino haciendo de las suyas con la privacidad). No nos queda más remedio que dárselo si queremos usar la función más importante, que es hablar en inglés y practicar el speaking.

El funcionamiento de Duolingo es muy sencillo: en cada caso el bot nos pregunta información que tenemos que ir respondiendo. A veces te dan entre varias opciones a elegir, y otras veces la pregunta es más abierta, lo que pone más a prueba tu nivel de inglés.

Para responder, hay que pulsar la tecla del micro y hablar, lo más alto y claro posible, y al unísono la app lo va transcribiendo. Así puedes ver si tu pronunciación ha sido correcta (de lo contrario, las palabras se escribirán mal) y, una vez revisado, pulsas en la fecha de enviar.

Las respuestas también se pueden teclear, lo que resulta un recurso útil cuando, por muchas veces que repites la frase, el micrófono entiende lo que quiere (que ocurre bastante a menudo).

También ofrece una función para ayudar a los usuarios si se quedan atascados o confundidos, sugiriéndole palabras.

Según la complejidad y la corrección de la respuesta, el bot te premia con más o menos puntuación.

Aunque tratar de responder con frases largas no es la mejor opción, porque el micro de la app no recoge el sonido todo lo bien que debería y el transcriptor escribe lo que intuye.

Si esto te pasa, tienes que borrar la frase desde el final (no deja poner el cursor en la palabra mal escrita), lo que a veces hace el proceso un poco engorroso.

Cuando completamos los tres bots que vienen por defecto, podemos desbloquear otro pulsando en “Nueva conversación”, y cuando la completamos, se desbloquea otro, y así sucesivamente, hasta 12 conversaciones con 18 bots distintos (de momento).

Nuestra impresión

La propuesta es atractiva, no sólo porque se basa en la conversación sino porque incorpora recursos gráficos. Tiene mucho potencial pero todavía está verde y hay aspectos que mejorar, como la complejidad de las conversaciones.

Aunque se basen en inteligencia artificial, los bots de Duolingo traen mensajes predefinidos y siempre interaccionan igual independientemente de las respuestas que les demos.

También mejoraría bastante si ganara en rapidez, tanto en la reacción de los bots como en el corrector escrito.

Desde la app nos cuentan que también hay bots para angloparlantes que están aprendiendo español, francés, alemán, y portugués, y que añadirán más idiomas en el futuro.

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.