Tecnología

Primera regla de la realidad virtual: no rompas la presencia

realidad-virtual
Escrito por Autor Invitado

La tecnología de realidad virtual lleva todo un paso gigante más allá, creando la sensación de que el mundo virtual es tan real como el físico. Pero, para conseguir esto, la tecnología debe volverse invisible, imperceptible e indetectable.

Estoy en la azotea de un edificio alto, mirando hacia la calle cientos de metros por debajo mientras recupero el aliento. La bandera en el techo del edificio de al lado cruje por el fuerte viento, y yo retiro los dedos de mis pies lejos del borde antes de que pierda el equilibrio y caiga a la calle. Puedo oír a mis perseguidores golpeando el hueco de la escalera que sube a la azotea, pero miro alrededor y me doy cuenta de que no hay lugar donde esconderse. La única opción es saltar al tejado de al lado. Me doy la vuelta hacia atrás rápidamente para echar un ultimo vistazo, y luego… artefactos pixel lag borran mi mundo. La magia se ha ido”

La realidad virtual está a punto de transformar la esencia del entretenimiento personal tal y como lo conocemos, ofreciendo potencialmente un impacto a largo plazo que puede que supere a la mayoría de  las nuevas tecnologías más “rompedoras” que conocemos actualmente. Atarse un casco de realidad virtual catapultará al usuario a nuevo reino de experiencias de entretenimiento realistas que parecerán creíbles, y muy reales, en cuestión de segundos.

El entretenimiento de películas tradicional convierte al espectador en un observador de la historia, pero la actual tecnología de juegos hace que los usuarios sean participantes activos. La tecnología de realidad virtual lleva todo un paso gigante más allá, creando la sensación de que el mundo virtual es tan real como el físico. Pero, para conseguir esto, la tecnología debe volverse invisible, imperceptible e indetectable. El momento en el que la tecnología se revela por medio de un interfaz difícil o una experiencia poco realista el hechizo se rompe y el mundo inconsciente de la “presencia” de la realidad virtual se disuelve.

Lograr una experiencia de usuario realmente realista con la tecnología de realidad virtual es ahora posible gracias a los enormes avances en la capacidad de procesamiento informático, de gráficos, vídeo y tecnologías de visualización. Sin embargo, el ingrediente mágico no es solo conseguir sino también mantener la realidad de la presencia de la realidad virtual. Llamamos a esta regla: “No rompas la presencia”.

Entender la presencia

Echemos la vista atrás un momento. “No rompas la presencia” requiere conocer de manera precisa qué es lo que queremos evitar romper y comprender los elementos vitales para conseguir la presencia dentro de un entorno virtual.

La presencia de la realidad virtual suele equipararse con el concepto de “inmersión,” la percepción de estar presente físicamente en un mundo no físico, o un estado de conciencia donde el usuario de realidad virtual experimenta una experiencia simulada que parece real y por lo tanto se siente real. La presencia se puede medir como el grado en el que el entorno virtual evoca fielmente un sentido de realidad que hace que el usuario deje de permanecer incrédulo. Cuanto mayor es la suspensión de la incredulidad, mayor es el grado de presencia logrado.

Los investigadores que exploran la realidad virtual dividen la presencia de la RV en tres subcategorías principales: personal, social y del entorno. La presencia personal se refiere al usuario que percibe que existe físicamente dentro de un mundo virtual. La presencia social implica la interactividad con otras entidades simuladas o reales dentro del mundo virtual. Y una presencia en el entorno se produce cuando el mundo virtual parece ser consciente del usuario de realidad virtual y reacciona de manera acorde.

Los desarrolladores de realidad virtual describen el logro de la presencia a través de la implementación de una amplia serie de avances e innovaciones tecnológicas, incluyendo la adición de una amplia gama de entradas sensoriales y elementos controlados o manipulados por el usuario dentro del entorno virtual, y mejorando la velocidad y fluidez con la que el entorno virtual responde a esos controles o manipulaciones del usuario.

El papel de la tecnología en la Realidad Virtual

Diseñar un entorno de realidad virtual realista requiere una enorme potencia informática para representar el mundo virtual con los mejores parámetros de rendimiento posibles. Sin embargo, las tecnologías utilizadas deben crear y mantener el entorno virtual para permitir la presencia virtual, y después quedarse fuera del camino y ser totalmente intrascendentes a la experiencia real.

La tecnología de realidad virtual requiere un procesamiento de gráficos más rápido, altas resoluciones de imagen, latencias bajas y gran calidad visual, todo a la vez que elimina los tiempos de retraso de procesamiento, el frame dropping de gráficos o una respuesta lenta a los eventos o estímulos dentro del mundo virtual.

El objetivo final de la tecnología de realidad virtual es mantener el importante hechizo mágico del encantamiento inmersivo,  la “presencia” esencial que es el núcleo de la experiencia de realidad virtual. El usuario de RV, por el contrario, requiere solo una cosa para maximizar su experiencia: hacer que la tecnología desaparezca. Los ordenadores personales más rápidos de hoy en día están casi a la altura. Aquellos que están a la vuelta de la esquina servirán como base para perfeccionar aún más este arte.

La única opción es saltar al tejado de al lado.  Me doy la vuelta hacia atrás rápidamente para echar un último vistazo, y… salto. Siento que estoy volando y caigo rodando suavemente en la azotea. Los perseguidores todavía vienen. Tengo delante una escalera, y corro como el viento”

 

El autor de este artículo es Sasa Marinkovic, responsable de marketing de software del grupo de informática y gráficos de AMD.

 

Imagen superior: Shutterstock

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado