Tecnología

Previsiones de un futuro dominado por el Internet de las cosas

shutterstock_123602851
Escrito por Mihaela Marín

El Internet de las cosas es un concepto que ha cogido el mismo impulso que el big data en el último año y medio. Estamos viendo cada vez más cómo se da el paso a otra dimensión más inteligente, predictiva y ubicua de máquinas y sistemas operativos entrelazados, no en una única red, sino en un conjunto de redes. Wearables o dispositivos ponibles, sistemas domóticos, inteligencia ambiental son sólo algunos ejemplos de la evolución digital a la que hemos llegado y que vendrá acompañada por nuevas y profundas experiencias, tanto para los consumidores como para las industrias.

Cerca de 25.000 millones de dispositivos conectados para 2020

Si en los estudios del año pasado Gartner situaba el big data en el punto máximo del ciclo de sobreexpectación, este año parece que está reservado este concepto para el Internet de las cosas. Sus analistas prevén que en 2015 estarán en uso cerca de 4.900 millones de dispositivos conectados, un 30% más que en 2014 y el crecimiento continuará con el mismo ritmo, alcanzando los 25.000 millones en 2020.

Una red tan amplia de objetos conectados mediante las nuevas tecnologías no se puede sostener si no se crean las condiciones necesarias para implantarla, lo que supone un gran impacto en todos los otros sectores de actividad. Para algunas profesiones puede ser el final, para otras un nuevo comienzo. Al final ganarán los que sepan adaptarse más rápido a los cambios y en este caso el gran reto será “seguir el IoT, así como hicieron con el consumidor de TI”.

Según la firma de análisis la industria de los dispositivos conectados tendrá un impacto en las actividades de la mayoría de entidades, desde empresas, autoridades locales hasta hospitales y consumidores alcanzando unos gastos de hasta 263.000 millones en 2020.

Explosión de ‘inteligencia sensible’ y comunicación entre máquinas

Son datos que apuntan a una amplia dinamización económica en torno a las tecnologías IoT, pero ¿cuál será el sector con mayor número de objetos conectados? Las aplicaciones para consumidores, lideradas por el sector de automoción, tendrán la mayor difusión en los próximos años. Gartner estima que habrá 2.900 millones de dispositivos en el sector de consumo en 2015 y llegarán a los 13.000 millones en 2020. Y en este caso no se refieren a los cajeros automáticos y las máquinas de check-in de los aeropuertos, sino a productos novedosos y para el uso cotidiano que integran nuevas capacidades de comunicación e ‘inteligencia sensible’:

El número de dispositivos inteligentes conectados seguirá creciendo de manera exponencial, ofreciendo a los objetos inteligentes la capacidad de sentir, interpretar, comunicar y negociar, y efectivamente tener una ‘voz’ digital”, según Steve Prentice, vicepresidente de la consultora. “Los CIO deben buscar oportunidades para crear nuevos servicios, escenarios de uso y modelos de negocio basados en este crecimiento”.

El IoT afectará también el sector industrial. Los servicios públicos, la fabricación y el transporte serán los mercados clave para el desarrollo de las tecnologías IoT y hasta 2015 todos juntos contarán con casi 736 millones de objetos conectados en uso. Según prevé Gartner, vamos a tener calles y alumbrado público más eficientes por razones de ahorro de energía así como un aumento masivo de contadores inteligentes.

Los cambios obligarán a las empresas a encontrar un equilibrio entre la gran cantidad de datos recogidos por la red de dispositivos y sensores y el deseo de analizar toda esta cantidad de información con el riesgo de su pérdida o mal uso. En un intento de solucionar los nuevos retos  planteados por una buena gestión de la seguridad de información, más de 20% de las empresas implantarán servicios de seguridad digitales utilizando las tecnologías IoT.

Previsión de beneficios de… billones de dólares

Si bien casi todas las compañías analistas están de acuerdo en que el Internet de las cosas tendrá un crecimiento explosivo con oportunidades de negocio ilimitadas, es importante tener una idea relativa de los ingresos generados por esta industria. De acuerdo con el pronóstico de la IDC, el mercado mundial del IoT crecerá al valor de 3,04 billones de dólares hasta el año 2020, desde 1,3 billones registrados en 2013.

¿Cual será el ecosistema que generará esta inmensa cantidad de dinero? A juicio de los analistas habrá una amplia extensión de sistemas inteligentes, equipos de red, aplicaciones y servicios que dominarán la lista de estrategias de aquellos actores claves que estarán buscando nuevas oportunidades de mercado.

En definitiva y después de analizar todas las previsiones realizadas en el campo, ¿será el IoT la siguiente tendencia disruptiva adoptada con éxito por la mayoría de empresas tecnológicas?  Probablemente no. Mientras que el interés de muchas compañías gira en torno a cómo desarrollar el siguiente sistema inteligente de hogar, coche conectado o termostato inteligente, los ejecutivos tendrán la misión difícil de crear un modelo de negocio sólido basado en una conexión entre los productos físicos y experiencias de software. La recomendación queda muy bien sintetizada por el analista Steve Prentice:

Los CIO deben entender que el impacto disruptivo y las amenazas competitivas -y de igual modo las mayores oportunidades competitivas- no surgen de la simple digitalización de un producto o servicio, sino a partir de la creación de un nuevo modelo de negocio y una nueva propuesta de valor”.

Imagen principal 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.