Tecnología

Alternativas posibles al canon digital anulado en España

Alternativas al canon digital español anulado por la justicia europea

El Supremo declaró este viernes “nulo” e “inaplicable” el Real Decreto que regula el canon digital en España, que compensa a los autores por la copia privada que realizan los usuarios de sus obras. ¿Qué alternativas pueden plantearse por tanto en el panorama actual?

¿Qué pasará ahora en España con el canon digital? Es la pregunta que pende en el aire desde que el pasado viernes la justicia española tumbase el denominado canon digital por copia privada, instaurado en 2012 por el gobierno del Partido Popular. Ya en junio desde Bruselas se advirtió en torno a su posible ilegalidad, ya que no puede ser el propio Estado el que compense a los dueños de los derechos de autor, incompatible con la normativa europea.

¿Qué ha sido del polémico canon AEDE, dos años después?  

Ahora, el gobierno deberá buscar otra fórmula alternativa de financiación para los artistas. Desde 2012 hasta ahora, el canon digital se había sufragado con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, con un importe fijado de forma anual dentro de los límites presupuestarios. Esta fórmula, aprobada por Wert, fue duramente criticada por las entidades de gestión por considerarla indiscriminada e impactar negativamente en sus ingresos.

Según aseguró este viernes Magdalena Vinent, la presidenta de Adepi, asociación integrada por las ocho entidades de gestión en España a la agencia Efe, “los autores han dejado de percibir 500 millones en estos años”. Varias entidades ya han recurrido las cantidades perdidas solicitando una indemnización económica por cada año. 

4 alternativas para el canon digital en España

José Pérez García, ex director general de la desaparecida patronal tecnológica Asimelec y autor del libro La Industria electrónica ante el canon y la copia privada digital, ha aportado a la publicación CincoDías que existen diversas alternativas, haciendo especial hincapié en las que se plantearon como posibles antes de aprobar el canon.

Te contamos cuáles son a continuación:

  • Aplicar el canon en origen: En esta alternativa, el canon se incluiría como parte del precio de la obra original. Así, al comprar una obra original el precio a pagar abarcaría la remuneración de la obra original y el derecho de copia privada de esa obra. En líneas generales, se considera el sistema más justo.
  • Pago del canon en el canal de distribución: El abono del canon se realizaría por el consumidor directamente al distribuidor o minorista en el momento de la transacción. Conlleva varias ventajas como el riesgo de fraude transfronterizo y la eficacia para que no suceda el canon indiscriminado dada la mayor cercanía con el consumidor. .
  • Aplicación de un porcentaje por equipo: Esta alternativa se basa en aplicar un tanto por ciento, a modo de impuesto indirecto, sobre el precio, en función de la naturaleza del producto. Esta medida permitiría graduar el canon aplicando un porcentaje superior a aquellos equipos y soportes que, supuestamente, tengan más capacidad de copia. Funcionaría de forma parecida al IVA, pero recayendo la recaudación en manos de una entidad única a nivel estatal o europeo. 
  • Sistema de compensación armonizada: Se basa en un proceso armonizador, con claridad en los equipos e importes, tanto a nivel nacional como comunitario. Con esta fórmula, habría que realizar un ajuste entre los diferentes mercados, a través de una lista definitiva para todos los países y unas bandas de tarifa, que podrían venir establecidos por la autoridad europea.

Vía | Cinco Días

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.