Porque un blog puede valer millones

Estás un día aburrido en casa, tienes ganas de compartir una idea y, para llegar a más gente, te creas un blog. Es gratis, es rápido, es fácil y no hay nadie que te diga lo que tienes que escribir o lo que puedes colgar. Pero hay otros que se lo toman más en serio, porque desde hace unos años, los blogs también son un negocio. Que se lo digan al dueño de TechCrunch, que ha vendido el suyo por más de 25 millones de dólares.

En su caso, AOL ha sido el gigante que se ha interesado. El grupo de comunicación, uno de los 5 más grandes de Estados Unidos, ha comprado el blog a Michael Arrington por una cantidad no reconocida pero que estaría entre los 25 y los 60 millones de dólares. Lo que empezó como una barbacoa en casa de Arrington en septiembre de 2005 se ha convertido en uno de los medios de comunicación con más influencia sobre los compradores de tecnología, una industria que deja elevados beneficios y que tiene un poder creciente en la sociedad como reconocía recientemente Vanity Fair.

La expansión de los blogs durante los últimos años es un hecho que los medios tradiciones no pueden pasar inadvertidos. La conversión al formato digital que algunos como el New York Times ya tienen clara abrirá una nueva batalla por unos espacios que la blogosfera ha sabido ocupar. Su estilo directo, enfocado, apasionado, rápido e incisivo son una garantía a la hora de llegar a lectores que saben lo que quieren leer.

Este es el resumen gráfico de cómo Michael Arrigton sacó adelante TechCrunch construido por sus compañeros en Gigaom:

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top