Tecnología

¿Cómo puede Uber perder 2000 millones de dólares en 9 meses?

Uber lleva perdidos 2000 millones de dólares en 9 meses
Escrito por Lara Olmo

Las cuentas no le salen a Uber. La compañía de Travis Kalanick registra pérdidas millonarias y se encuentra en un momento clave y delicado ante la inminente llegada del coche autónomo, en el que está invirtiendo muchos millones.

Que una empresa nueva tenga pérdidas es comprensible e incluso lo normal, ya que al principio el objetivo es captar clientes y cuota de mercado, con la inversión y el gasto que ello supone.

La falta de rentabilidad se le presupone incluso a las grandes compañías tecnológicas que todos tenemos en la cabeza, incluyendo Uber. El problema es cuando las cuentas reflejan números rojos alarmantes, como es el caso de la empresa de Travis Kalanick.

Un informe de Bloomberg refleja que la aplicación para contratar chófer registró pérdidas de alrededor de 2.200 millones de dólares en los primeros nueve meses de 2016, un dato que preocupa bastante a los inversores de la compañía.

Hasta ahora Uber ha recaudado 11.000 millones de dólares de capital riesgo para pagar facturas, pero de seguir esta tendencia a la baja esa hucha apenas le servirá para cubrir los gastos un año más.

Puede que a alguno le sorprendan estas cifras, pero pero lo cierto es que Uber lleva registrando pérdidas año tras año desde su lanzamiento en 2009. Su situación recuerda bastante a la de los inicios de Amazon, que registró números rojos desde su fundación en 1994 y hasta el 2000.

El gigante del comercio electrónico acabó invirtiendo la situación, entre otras cosas porque transformó el comercio minorista, empleando un sitio web y almacenes en lugar de adquirir o alquilar costosos centros comerciales y pagar personal de ventas. Aunque este modelo también le obligó a realizar fuertes inversiones iniciales, de ahí las pérdidas.

En estos momento Uber atraviesa un momento delicado. Llegó como agente disruptivo que prometía cambiar la movilidad urbana y transformar una industria desfasada como la del taxi, y en buena medida lo logró: hemos pasado de llamar por teléfono y calcular cuándo vendrían a recogernos a hacerlo con una app móvil que nos dice dónde está nuestro auto, lo que tardará en llegar y con la que pagamos al conductor.

Pero ahora que otras compañías han imitado su modelo, esto ha dejado de ser diferenciador. Uber se puede permitir cierta ventaja porque sus tarifas son algo más económicas, pero esto no será indefinido, con la industria del automóvil en plena transformación y el coche autónomo asomando en el horizonte.

¿Te atreverias a viajar en coche autónomo?

Uber no es ajeno a esta realidad, y está invirtiendo fuertemente en el desarrollo de coches autónomos (de ahí las pérdidas, unidas a las de su expansión internacional). Aunque esto ahora suponga un gasto muy importante, a la larga la aplicación podría obtener ganancias que ayudarían a revertir sus cuentas.

Y es que pagar al chófer, mantener una flota de vehículos tan amplia y el combustible son gastos que no puede suprimir (solamente el pago del conductor supone más de la mitad del costo de un viaje), por eso una compañía de automóviles sin conductor podría cobrar la mitad de lo que cobran los taxis convencionales y aún así obtendría un beneficio considerable.

Algunos analistas creen que los planes de Uber pasan también por echar del mercado a las compañías de taxis tradicionales y a otras empresas rivales para que así, cuando disfrute de un “cuasi” monopolio, poder subir los precios y obtener mayores ganancias.

Aunque el negocio de la conducción autónoma no ha echado a andar, ya son muchos los que cogen posiciones en la línea de salida (Google con Waymo, Tesla, Ford), en lo que promete ser una carrera donde seguramente quien llegue antes a meta obtendrá una posición privilegiada y casi exclusiva.

Vía | VOX

Recurso | Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.

  • Jean Pierre Peña S.

    Excelente artículo

  • Miau Xiaopin

    Incluso con el coche autónomo siguen sin salir las cuentas, ya que esos coches autónomos serían propiedad de Uber, teniendo que hacerse cargo esta empresa del coste de esos vehículos, su mantenimiento, seguros etc, y además, obligando a Uber a constituirse como empresa de transporte y no como es ahora, un intermediador digital.
    Yo aquí veo venir una hostia épica.

    • mio_tony

      Lo del coche autónomo ni se sostiene: VTC como tal implica que sea con conductor.

  • Lobo Feroz

    La burbuja a punto de estallar y los inversores temblado.

  • Lobo Feroz

    Uber lo que espera es que desaparezca el taxi como servicio publico y quedarse solo en el mercado para subir tarifas y que los conductores obtengan beneficios miserables.
    El taxi esta regulado como esta por que no solo se piensa en la rentabilidad, sino también en el servicio publico que presta ya que se realizan servicios por debajo de costos, que en un mercado liberalizado no se harían o subirían de forma espectacular.

    • Miau Xiaopin

      En mi humilde opinión esa es la única forma de que estas aplicaciones “colaborativas” lleguen a ser rentables. Es decir, o desparecen todos los taxis para que se ponga uber y así subir precios hasta dónde les convenga o las cuentas no les van a salir ni hoy, ni mañana, ni dentro de 10 años.

      • mio_tony

        Colaborativas, en el contexto de Uber, no debería ir ni entre mil comillas. Es un negocio y bien claro.

  • mio_tony

    Bumping. Se meten en un país, destrozan el sistema regulado y lo transforman a su gusto (tarifas, control, etc) alegando que son ”el avance imparable cual tsunami que choca contra los inmovilistas y los lobbys”, toman ellos el control, cambian la base, cambian tarifas y regulaciones -> el sistema es suyo, el monopolio es suyo, pero esta vez ya no está regulado por el gobierno sino por una empresa privada. Profit, quejicas antitaxis, si esto sigue así sabréis lo que es cagarla pero de verdad.