Tecnología

¿Por qué no hay un enchufe universal en todos los países?

enchufe

¿Alguna vez te has preguntado por qué no hay un enchufe universal? ¿No sería todo más fácil? Descubre la razón principal y el problema que presenta hoy en día.

Sin duda un enchufe universal nos facilitaría la vida a todos, especialmente a los que viajan a menudo por negocios. No obstante, hay una razón que explica por qué hay 14 enchufes diferentes en el mundo.

A simple vista parece que ningún país tuvo en cuenta qué sistema estaban usando fuera de sus fronteras. No obstante, es más bien todo lo contrario: muchos países decidieron desarrollar su propio enchufe por qué tras analizar el modelo estadounidense llegaron a la conclusión de que era ineficiente.

Así, tomaron como referencia el enchufe de EEUU y lo mejoraron. En Alemania optaron por 50 Hz y 230 V, en vez de 60 Hz y 120 V; esto encajaba mejor con el sistema métrico y mejoraba la transmisión. Los británicos se centraron principalmente en mejorar el diseño del enchufe en si, logrando que fuera más resistente y seguro. Ambos países llevaron su propio estándar a sus antiguas colonias.

Cómo cargar el móvil más rápido desde el ordenador

Parece que los esfuerzos fueron un acierto, ya que hoy en día los enchufes estadounidenses son más débiles e inseguros. No obstante, esto no quita que sea un quebradero de cabeza no tener un enchufe universal para todo el mundo.

¿Por qué no se anticiparon al problema intentando ponerse de acuerdo para establecer un enchufe estándar? Aparte de una falta de comunicación, la segunda guerra mundial no ayudó mucho; adoptar el enchufe de Alemania era inviable para EEUU, y lo mismo ocurría al revés.

Para solventar el problema la Comisión Electrotécnica Internacional se dedicó a intentar desarrollar un enchufe universal durante décadas, pero cuando por fin lo presentó en 1986 ya no existía el mismo interés.

Por un lado, cambiar todo el sistema de enchufes de un país requiere mucho trabajo. Piensa lo que supondría cambiar los enchufes en todos los hogares, oficinas y fábricas, así como los dispositivos electrónicos. Además, este cambio se tendría que hacer de golpe para evitar accidentes.

A esto se le suma que antiguamente no merecía la pena – rara vez habría un pasajero que quisiera viajar con su microondas o televisión. A medida que han ido surgiendo dispositivos que si transportamos por viajes de negocios, como nuestros smartphones, tablets u ordenadores, también han llegado alternativas mejores: la carga por USB.

Hasta ahora solo hay dos países que han adoptado el enchufe universal de la CEI (el tipo N): Brasil y Sudáfrica. España usa el enchufe desarrollado por los alemanes (tipo F o C) al igual que la mayoría de países europeos.

Vía | Quora

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!