Tecnología

Por qué Google retiró 1.700 millones de anuncios en 2016

por que google retira anuncios
Escrito por Ana Muñoz

Las malas prácticas publicitarias aumentan cada día. Por eso, en su lucha por erradicar este delito, Google retiró más de 1.700 millones de anuncios en 2016.

Los anuncios maliciosos pueden arruinar la experiencia de los usuarios en Internet, ya que ofrecen productos ilegales y realizan unas promesas poco realistas.

Pero lo peor es que pueden engañarnos para que ofrezcamos información personal e infectar nuestros dispositivos con software dañino. En última instancia, suponen una amenaza para los usuarios, para los partners y para la sostenibilidad de la web abierta.

Para que esto no ocurra, hay compañías que se esfuerzan por luchar contra estas prácticas. Una de ellas es Google, que cuenta con una normativa estricta para controlar los anuncios que se hacen a través de su servicio.

De hecho, la multinacional retiró más de 1.700 millones de anuncios que infringen sus políticas publicitarias en 2016, más del doble de la cantidad retirada el año pasado.

Para que os hagáis una idea, si invirtieran más de un segundo en retirar cada uno de estos “malos anuncios”, tardarían más de 50 años en acabar con toda esta tarea.

Pero todo esto no es fruto de la casualidad. El año pasado, la multinacional realizó un par de cambios para mejorar estos sistemas de detección y prevención.

Google se ha convertido en su mayor anunciante

Una de las novedades que implementó Google para luchar contra los malos anuncios es que ampliaron las políticas de protección de usuarios, que se dedican a eliminar las ofertas engañosas y abusivas.

“Por ejemplo, en julio presentamos una política para prohibir los anuncios de préstamos vinculados a sueldos que, a menudo, tienen como consecuencia unos pagos insostenibles y altas tasas de morosidad para los usuarios”, explica Scott Spencer, director de producto de Anuncios Sostenibles de Google.

Durante los seis primeros meses de vida de esta política, retiraron más de 5 millones de anuncios de este tipo.

En segundo lugar, mejoraron su tecnología para detectar y retirar los anuncios más rápidamente. “Por ejemplo, los anuncios del tipo trick to click aparecen frecuentemente como advertencias del sistema para que los usuarios hagan click sobre ellos, sin darse cuenta de que, con esta acción, pueden descargar software o malware dañinos en sus equipos”, explica Spencer.

Concretamente, con este nuevo mecanismo, en 2016 se detectaron y eliminaron un total de 112 millones de anuncios de este tipo, lo que supone 6 veces más que en 2015.

google anuncios maliciosos

Fraude y engaños

Pero estos dos ejemplos no son más que la punta del iceberg. Google también ha detectado y retirado otros tipos de anuncios maliciosos que pretenden engañarnos a golpe de click.

Uno de los más habituales son los que promocionan actividades ilegales, como los productos farmacéuticos no aprobados o las empresas de apuestas.

“El año pasado nuestros sistemas detectaron un enorme incremento de este tipo de acciones y retiramos más de 68 millones de malos anuncios por infringir las normativas sanitarias, lo que representa un aumento considerable desde ​los 12,5 millones en 2015″, explica el directivo.

En cuanto a las apuestas, la compañía retiró más de 17 millones de anuncios de este tipo.

Por otra parte se encuentran los anuncios engañosos. Y es que, ¿Quién no ha estado navegando por una web y, de repente, le ha saltado un anuncio de una pastilla que promete hacerle perder 22 kg en 15 días?

Ante todo hay que utilizar el sentido común, pero por si acaso caemos en la trampa, Google retiró el año pasado cerca de 80 millones de anuncios por engañar, mentir y asustar a los usuarios.

El directivo explica que han observado un “impresionante” incremento de las actividades fraudulentas en 2016, pero, “por suerte”, estaban preparados para hacerles frente. De hecho, retiraron casi 7 millones de malos anuncios por intentar de forma intencionada engañar a nuestros sistemas de detección.

20 técnicas para mejorar tu posición en Google

Concretamente, un tipo de acciones que se engloban dentro de esta categoría son los tabloid adblockers, más conocidos como los “encubridores de noticias”.

Estos se aprovechan de las tendencias actuales y de los asuntos de máxima actualidad: unas elecciones generales, una historia interesante de última hora o una persona muy conocida.

Sus anuncios pueden parecer titulares de artículos auténticos en una web de noticias pero, cuando el usuario hace click sobre un post de, por ejemplo, Ellen DeGeneres, son llevados a un sitio que vende productos para perder peso. ¿Te suena? Pues Google retiró unas 1.300 cuentas de este tipo el año pasado.

“Cuando encontramos anuncios que infringen nuestras políticas, realizamos las acciones necesarias para retirar el anuncio y, a veces, vamos contra el anunciante. Pero si el asunto guarda relación con los productos, servicios o contenidos que promociona, también actuamos contra el sitio web al que accede el usuario”, explica Spencer.

Entre las prácticas más habituales se encuentra la de intentar vender relojes de marca falsos o la de contenidos relacionados con la pérdida de peso.

google adsense

Nueva política AdSense

Pero eso no es todo. En noviembre del año pasado actualizaron su política de AdSense, permitiéndoles actuar contra las webs que engañan a los usuarios con sus contenidos.

“Desde noviembre a diciembre de 2016  analizamos 550 sitios sospechosos de hacerse pasar por organizaciones de noticias y que, por lo tanto, podrían infringir nuestras políticas, actuando contra 340 de ellas por infringir nuestras políticas (tanto por falsificación de identidad como por otros fraudes) y cerca de 200 editores fueron retirados permanentemente de nuestra red”, añade.

Pero, ¿Cuál es la razón de este aumento de anuncios maliciosos? La mejora de las tecnologías. A pesar de que el mundo no pare de girar y esto nos permita avanzar, los ciberdelincuentes también pueden servirse de las nuevas técnicas y mejorar la forma en la que cometen estos delitos.

Sin embargo, aún queda un halo de esperanza. Y es saber que los usuarios cada vez están más concienciados de las amenazas digitales, así como que hay empresas que luchan para que, cada día, estemos un poco más protegidos.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.