Tecnología

Por qué ha fracasado Google Wave

Parecía que Google Wave llegaba a la familia de aplicaciones de la casa, Google Apps, a principios de año con mucha velocidad. Pero de repente, en una charla informal, le han puesto fecha de caducidad. En realidad, las razones para este abandono son de peso.

Novell había integrado Google Wave en su proyecto Pulse. SAP había desarrollado una herramienta de procesamiento de negocio en colaboración con Google Wave. Salesforce.com había le había llamado “tecnología de la nube seminal”. Y bastantes más habían apostado por su futuro.

Pero de repente Google Wave está prácticamente cerrado. La mayoría de su tecnología seguirá viva, ya que detrás tiene una comunidad open source y eso es una garantía de evolución continua. Quizá acaba siendo lo mejor que les haya pasado jamás a los desarrolladores y a las compañías de tecnología social.

Retrospectiva de Google Wave

Mirando al pasado se ve cómo la comunicación y las relaciones públicas sobre Google Wave alteraron de forma determinante la percepción del ser vicio. En realidad, los desarrolladores entendieron a duras penas el contexto del servicio. Tampoco ayudó que Google Wave sea una de las tecnologías más complejas que la empresa de Mountain View ha ofrecido jamás a los desarrolladores.

Como apuntó @timbr, Wave sólo ha estado abierto al uso generalizado durante tres meses y la API no ha sido estable mucho más. Tomando solamente estos factores, una renovación debería haber entrado ya en los planes.

Además, Google Wave necesitaba que la gente cambiase cómo usar Internet y cómo interactuar con el resto del mundo. Era una mezcla de varias tecnologías y por tanto, requería una gran adaptación por parte de los desarrolladores en lugar de una pequeña evolución. Así que ellos decidieron no entrar en esa batalla, especialmente con una tecnología tan compleja como ésta.

Adina Levin, de Socialtext, realizó un análisis de Google Wave. Rápidamente le surgió un duda sobre el concepto del servicio: “El primer grupo de dudas están referidas al modelo conceptual. Wave trata de agrupar los hilos de emails, los documentos y poner las comunicaciones por estreaming. Por separado es fácil entender cada uno, pero juntos nublan un poco el cerebro”.

Un buen futuro para los desarrolladores

Google Wave seguirá beneficiándose del trabajo de los desarrolladores ya que sus componentes centrales son de código abierto. “Ahora que no es una prioridad de Google, los desarrolladores los desarrolladores pueden escoger alegremente los elementos innovadores que trajo Wave y utilizarlos en sus aplicaciones como los necesiten”, decía el consultor Sameer Patel de Sovos Group. Para él, Google era el principal problema.

Por su parte, la compañía tiende la mano a sus socios y a sus clientes. Apoyándose en esa faceta de libertad, ayudará a todos los implicados a sacar su contenido de Wave creando herramientas al respecto. Según una portavoz de la empresa, ya hay tres disponibles: El código OT (operacional transformation), el modelo subyacente y el protocolo básico de servidor/cliente.

La Mini-Wave

El año pasado, Anil Dash habló sobre lo complejo de este sistema, que había impresionado hasta dentro de Google, con un complejo sistema de herramientas difíciles de controlar. Comparó Google Wave con las “tecnologías pushbutton” y sus cualidades que hacen Internet más sencillo para las plataformas de desarrollo. Mientras que lo de Google es más monolítico.

Según Dash, “el futuro tiene más que ver con los mensajes en tiempo real para una audiencia a escala de Internet, utilizando tecnologías abiertas y gratuitas que permitan mantener un bajo coste y eliminen la depender de una sola compañía como Twitter o Facebook”.

Los desarrolladores pueden postergar los componentes de Google Wave. Pero su riqueza seguirá estando en la combinación de sus beneficios con sus riesgos. Si la innovación sigue avanzando, superará el umbral de adopción. Y eso acabará significando que los proyectos se parecerán más a piscinas estancada que a olas en movimiento.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.