Tecnología

¿Por qué es difícil encontrar lotería en Internet?

Lotería InternetParece mentira que a estas alturas de la película y en un sector como el comercio electrónico, que ya empieza a calificarse de maduro, todavía veamos cada año largas colas en las Administraciones de Lotería para comprar el tan preciado décimo de Lotería de Navidad. Los ajenos al sector del juego online pensarían que comprar un décimo de lotería es un bien de uso cotidiano y que debería poder ser un bien comercializable online sin problema.

Sin embargo, la realidad es justo al revés, Administraciones de Lotería como Doña Manolita, no pueden vender por Internet, principalmente por las trabas y problemas que Loterías y Apuestas del Estado les pone con el propósito de ser el único gestor de dicho mercado.

Pero, ¿es realmente el único jugador del sector?, ¿es lícito en una situación como la que vivimos, en que se ponen impedimentos al desarrollo de la actividad de compra de lotería por Internet?

Realmente cuando pensamos en comprar lotería o por ejemplo comprar euromillones por Internet, se nos vienen a la cabeza pocos nombres, ya que pocas son las empresas que son capaces de lidiar con Loterías y Apuestas del Estado, y ninguna de ellas lo hace en igualdad de condiciones.

Lotojuegos.com fue la pionera en 2001, pero poco después se unieron Serviapuestas y Ventura24, ambas con capital social extranjero. A esta operativa se uniría seis años después Loterías y Apuestas del Estado.

Inmersos como estamos en pleno Sorteo de Navidad, nos surge la duda, ¿se debería liberalizar la operativa para que cualquier Administración de Lotería venda sus productos online? ¿Son lícitas las trabas planteadas por Loterías y Apuestas del Estado? O, incluso ¿es demasiado complicado para las pequeñas Administraciones de Lotería gestionar sus productos mediante un e-commerce?

En relación a este tema, observamos los últimos movimientos de Loterías y Apuestas del Estado, que permiten repartir participaciones del Sorteo de Navidad entre tus amigos, es decir, repartir un décimo entre tus amigos, pero sin ser necesario haberlo comprado, y sin enlazar con la compra real del producto, haciendo social el evento, sin sustento comercial.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.