Tecnología

¿Por qué Apple apuesta ahora por el ‘open source’ con Swift?

appleswift
Escrito por Marcos Merino

El anuncio, realizado en su última conferencia de desarrolladores, marca para Apple la misma hoja de ruta que siguió Microsoft en 2014 con .NET.

Hace unos días, la revista Wired se hacía eco en estos términos de un anuncio fundamental de la última conferencia de desarrolladores de Apple: “La mayor ronda de aplausos en la keynote no llegó cuando la compañía anunciaba las nuevas versiones de iOS y OSX. Ni siquiera cuando anunciaron el nuevo servicio Apple Music. Llegó cuando el vicepresidente de ingeniería de Apple, Craig Fedrighi, anunció que la compañía convertiría en open source la nueva versión de su lenguaje de programación Swift.”

Swift se lanzó hace un año como sucesor de otro lenguaje también creado por Apple allá por 1983: Objective C. Ahora, según Apple, la liberación de código afectará a piezas fundamentales del nuevo lenguaje, como su compilador y la biblioteca estándar (si bien nada se sabe de la interfaz Cocoa).

La razón de los aplausos destacados por Wired es muy sencilla: en la última década, los desarrolladores han mostrado preferencia por los lenguajes open source, por su capacidad para incentivar la innovación y para conquistar nuevas plataformas: así ha sido en el caso de Javascript, PHP o Python, por ejemplo. Además, la posibilidad de programar usando una amplia variedad de compiladores e IDE acerca a estos lenguajes a aquellos alumnos de informática que se inician en el mundo de la programación sin recursos para acceder a hardware más caro, como el que exigen en muchos casos los lenguajes privativos. Y eso aleja de los mismos a las nuevas hornadas de desarrolladores.

De este modo, muchas grandes compañías han tomado nota y aprovechado esa tendencia en su favor: así, Google ha impulsado la creación del lenguaje Go, y Facebook la de Hack, siendo ambos open source, como lo es también Rust, de la Fundación Mozilla.

Ya hace un año que otro gigante informático con un destacable historial de ataques al open source dio su brazo a torcer y liberó su lenguaje de referencia: hablamos, cómo no, del entorno .NET de Microsoft. En aquel momento, la compañía de Redmond incluso facilitó su adaptación a los entornos iOS y OS X. Con el tiempo, a Apple no le ha quedado más remedio que devolver el favor para no perder el ídem de los desarrolladores. Al fin y al cabo, Apple ya había experimentado las dificultades de popularizar un código open source escrito para un lenguaje privativo cuando liberó el código de WebKit (escrito para Objective C).

Ahora, Apple ha decidido que merece la pena arriesgarse a que sus esfuerzos para desarrollar Swift sirvan para crear apps en Android si con ello consiguen cortar el paso al .NET de Microsoft entre los desarrolladores de iOS y OS X. Al fin y al cabo, la liberación no tendría por qué ser completa (se rumorea que la estrategia adoptada por Sun para liberar partes de Java podría ser el modelo a seguir), si bien la industria confía en que se realice de tal forma que evite guerra de litigios en el futuro, como los que enfrentan a Google y Oracle (heredero de Sun) acerca del uso de Java en Android.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.