Tecnología

Por qué 2018 podría ser el principio del fin para los smartphones

el nuevo año podría traer consigo la muerte de nuestros telefonos inteligentes

2018 podría ser el principio del fin para los smartphones. El avance en Realidad Aumentada y el desarrollo de las tecnologías vestibles podría hacer que nuestros teléfonos inteligentes cada vez nos resulten menos necesarios y útiles.

Si terminábamos el año con la presentación de los nuevos modelos de Apple creando verdadero furor entre los clientes, quizá pueda parecer un poco descabellado o pretencioso insinuar que el 2018 pueda ser el inicio del fin de los smartphones.

Pero mirando detenidamente al mercado por venir, parece que ciertas evidencias podrían apoyar esta teoría.
Si la Realidad Aumentada se utiliza de manera adecuada, la forma de llegar a los clientes cambiará por completo. Y en ese cambio es muy posible que no quede lugar para nuestros smartphones.

Y la transición de teléfonos inteligentes a dispositivos ponibles inteligentes (wereables tecnology) estaría más cerca que nunca: desde auriculares con sensores o altavoces biométricos hasta anillos o pulseras que pueden sentir nuestro movimiento o gafas que registran y muestran información. La posibilidad de relacionarnos con el mundo de una forma totalmente nueva está más cerca que nunca.

Empresas como Facebook, Google, Microsoft, Alibaba, Snap o Apple han anunciado importantes inversiones en Realidad Aumentada, por lo que es de esperar que en un tiempo más breve de lo que pensamos estas tecnologías vestibles comiencen a proporcionar más que un hardware inteligente.

Comenzarán a permitir todo un nuevo concepto de realidad digital capaz de sobreponerse sobre nuestro mundo físico que poco a poco terminará con nuestros smartphones.

5 impresionantes tecnologías que todavía no puedes comprar

Algo parecido a lo que los filtros Pokémon GO y Snapchat han comenzado a permitir de manera algo más superficial en cuanto a Realidad Aumentada, pero que podría volverse mucho más interesante a medida que comienza a entremezclarse con nuestros propios datos personales.

En este sentido una de las tendencias más importantes que está desarrollándose en esta tecnología es el marketing one-to-one. A través de este se pretende hacer llegar a cada cliente la mejor información posible para cada uno, exactamente en el contexto correcto, independientemente del dispositivo que esté usando en cada momento.

Y es que actualmente acontecemos al punto en el que las principales compañías de tecnología finalmente se están enfocando en crear una experiencia única y personal para todos.  Como informa el portal Inc. al combinar las ubicaciones y los objetos dentro de nuestra vista, junto con nuestros calendarios, nuestros contactos e incluso nuestros datos biométricos, la próxima ola de realidad aumentada es seguro que  se diseñará específicamente para cada uno de nosotros.

Apple podría lanzar sus propios cascos de realidad aumentada en 2020

Una vez que tengamos acceso sin restricciones a la Realidad Aumentada ya no tendremos por qué experimentar productos en una tienda o en una página web diseñada para provocar comportamientos específicos.

Ikea comenzó a permitir a través de una aplicación la posibilidad de probar sus muebles en tu propia casa. Sephora cuenta también con una aplicación que permite a sus clientes maquillarse a través de la cámara frontal para ver de antemano los posibles resultados y Ray Ban ha conseguido que seamos capaces de probarnos sus gafas sin necesidad de acudir a sus tiendas.

Y es que aunque las posibilidades de comprar online sean prácticas y eficaces, las empresas deben saber que a los clientes aún nos gusta tocar, ver y probar los resultados.Es decir, experimentar la realidad.

Esto significa que las empresas tendrán que considerar qué historia contar sobre sus productos en un número infinito de circunstancias, ya que cada persona experimentará estas nuevas posibilidades de forma individual.

Ya no se tratará de iluminar de manera adecuada un probador para que la ropa pueda quedar mejor, porque con estas posibilidades los probadores se encontrarán donde sea que haya un reflejo de realidad aumentada, desde la marquesina del autobús mientras se espera hasta el espejo del baño de la oficina.

Realidad aumentada o realidad virtual, ¿qué tecnología es más prometedora?

Las compañías tecnológicas que trabajan en Realidad Aumentada también se están moviendo agresivamente en las interfaces conversacionales. Cuando hablamos con Amazon, Siri, Microsoft o Google, lo que estamos llevando a cabo es un entrenamiento del sistema para que este comprenda cada vez mejor lo que queremos en base a todo lo que compartimos con él.

El software que alimenta el Amazon Echo ya ha dejado los confines de nuestros hogares para acompañarnos fuera: podemos usarlo para pedir pizza de Domino mientras conducimos. A medida que las interfaces de voz maduren, los consumidores esperarán hacer preguntas a las empresas sobre sus productos, lo que significa que cada consumidor se convertirá en parte de la historia de su empresa, y en tiempo real. Y cada vez necesitará menos hacer uso de sus teléfonos inteligentes.

En un futuro no muy lejano, la realidad aumentada permitirá  hacer intercambiables el mundo físico y el digital. Y ante este abanico de posibilidades, ¿crees que los teléfonos inteligentes seguirán ocupando un lugar privilegiado Parece que la muerte del smartphone está más cerca que nunca.

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.