Ciber Cultura Tecnología

Los “políticos holograma” llegan a Estados Unidos

hologram_politics_970-630x420
Escrito por Rafael Claudín

De Bollywood a Hollywood: la tecnología holográfica del primer ministro indio se ha empezado a comercializar en Washington.

Los hologramas están encontrando su lugar en el mundo del modo más insospechado. Poco sospechaba George Lucas que el holograma de su princesa Leia en apuros acabaría sacando de su tumba a incansables “celebrities”, resucitando a iconos del pop como Michael Jackson y sentando las bases de políticos, no en apuros, sino en campaña.

El campanazo de salida para esta nueva práctica fue el primer ministro indio, Narendra Modi, que se sirvió de técnicas holográficas para maximizar el alcance de su campaña de reelección de este año. El político tiene el récord Guinness oficioso de la ubicuidad, con hasta 53 reproducciones de sí mismo dando el mismo discurso con otros tantos lugares de su país.

En la India no hizo falta que grupos de presión modificaran la legislación para que este milagro tipo panes y peces fuera legal: Modi tenía las riendas del gobierno y quería la tecnología para sí mismo. Las cosas son diferentes en Estados Unidos, por lo que el primer paso de la compañía de reciente creación HologramUSA ha sido contratar un lobbyist para intentar hacerse con el apoyo tanto de demócratas como de republicanos.

Hologram USA

HologramUSA afirma que dispone de los derechos de uso de la tecnología utilizada por el líder indio, creada por la compañía NChant3D. Si los esfuerzos de presión sobre los congresistas tienen un buen resultado, la campaña presidencial de Estados Unidos del 2016 podría tomar un giro inquietantemente holográfico. Si ya tenemos la sensación de que los candidatos en campaña se nos meten hasta en la sopa, con la ubicuidad holográfica no habrá forma de librarse de ellos.

El regreso de Kennedy

La cosa, además, puede tomar tintes muy morbosos. Según señala Bloomberg BusinessWeek, uno de los anzuelos que está soltando el lobista encargado de impulsar la iniciativa, Jeffrey Taylor, es la posibilidad de devolver, si no a la vida, a la palestra a las grandes figuras ya desaparecidas de los dos grandes partidos del país. Taylor menciona específicamente a Ronald Reagan y a John F. Kennedy.

Hatsune Miku

No es una novedad en el mundo de la música. Es conocido el caso de Hatsune Miku, un holograma-estrella del pop en Japón. También lo son los conciertos múltiples de Mariah Carey o los preparativos para traer de vuelta a artistas como Michael Jackson. En su caso, hasta parece razonable; utilizar un holograma de Kennedy parece harina de otro costal.

Sea como fuere, la técnica holográfica utilizada no es particularmente novedosa: es la misma utilizada en todos estos casos, en diferentes variantes. Básicamente, se trata de una proyección múltiple sobre una película transparente, lo que proporciona a los asistentes una presencia tridimensional. Todavía le falta un puntito a la tecnología holográfica para proporcionar todo lo que la ficción prometió.

Quizá lo único que le faltaba era el impulso de la política.

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.