Tecnología

Las piezas de las Google Glass que se vendieron por más de 1.000 euros cuestan 57

Las piezas de las Google Glass que se vendieron por más de 1.000 euros cuestan 57
Escrito por Redacción TICbeat

Una compañía desglosa el coste de todos los componentes de las gafas inteligentes de Google y estima que la pieza más cara, el procesador, no supera los 10 euros.

Como ya sucediera en su momento con el iPad de Apple, alguien ha decidido “desglosar el precio” de las Google Glass, que vivieron hace poco su primera venta pública en Estados Unidos, en la que unos pocos atrevidos se hicieron con ellas por 1.500 dólares (alrededor de los 1.100 euros). El cómputo total del coste de todas las piezas que las componen, sin embargo, está por debajo de los 80 dólares, y, por tanto, de los 60 euros.

La compañía especializada en el análisis de productos tecnológicos Teardown.com ha establecido en 79,78 dólares (unos 57 euros) lo que a Google le cuestan todos y cada uno de los componentes que conforman estas gafas inteligentes, cuyo precio final de venta no ha sido aún decidido.

El importe de la pieza más cara, el procesador, se queda en 13,96 dólares (unos 10 euros), mientras que la más barata es la batería, que cuesta 1,14 dólares (apenas 82 céntimos de euro). El resto oscilan entre los 1,75 dólares (1,27 euros) de los materiales de ensamblaje y los 10,79 de los conectores. La cámara cuesta 5,66 dólares (4,11 euros) y, la pantalla táctil, 3 (poco más de 2 euros).

Google solo ha respondido señalando que la estimación realizada por Teardown.com no es correcta. La compañía ya ha adelantado en alguna ocasión que las Google Glass reducirán su precio una vez amorticen sus costes iniciales.

En cualquier caso, a pesar de que el cálculo no tiene en cuenta dos partidas presupuestarias tan importantes como el desarrollo y la mano de obra, no deja de ser una llamada atención sobre el elevado importe de algo que no es más que un prototipo puesto a la venta para comprobar el quorum que las Glass tienen entre el púbico y obtener, así, un feedback útil por parte de sus usuarios sobre qué aspectos deben cambiar o mejorar.

Antes del 15 de abril, cuando se produjo la primera venta pública de las Glass, solo podían acceder a estas smart glasses aquellos desarrolladores que formaran parte del programa Explorers, al que habitualmente se ingresa a través de contactos o de instituciones educativas o de investigación. Google asegura que había recibido muchas solicitudes de personas que no conseguían entrar en el programa y por eso decidió abrir esta venta.

Foto cc: Drakh

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.