Tecnología

Permisos de conducir para coches sin conductor

Coche sin conductor de Google.
Escrito por Rafael Claudín

A partir del mes de septiembre, California empezará a entregar los primeros permisos de conducir para vehículos sin conductor, restringidos a empresas fabricantes de estos coches.

Los coches sin conductor de Google han llegado, como todos los avances tecnológicos, mucho antes de que hubiera ninguna legislación que los controlase. Ayer mismo Google mostraba sus nuevos prototipos, de los que la compañía aspira a tener cien unidades en breve de modo que a finales de este verano haya usuarios que puedan empezar a probarlos en EE UU. Se ha tomado su tiempo, pero el Estado de California (en Estados Unidos), ha decidido por fin tomar cartas en el asunto. Desde el próximo mes de septiembre, el Departamento de Vehículos de Motor de este estado empezará a emitir permisos de conducir para vehículos sin conductor.

Aunque lo primero que se me viene a la cabeza son pilotos automáticos como el de Aterriza como puedas dando vueltas por Móstoles, con los nervios hechos un nudo en el estómago y el coche calado en cada esquina, lo cierto es que la licencias serán más bien para los copilotos humanos. Y, al menos por el momento, no serán permisos de conducir abiertos al gran público.

Condiciones ‘sine qua non’

Sólo podrán acceder a estos permisos seres humanos que estén trabajando en una empresa que fabrique coches autónomos. Como tal, los permisos salen muy baratos: 150 dólares bastarán para sacar la licencia de 10 vehículos para hasta 20 conductores. O copilotos, más bien. Un precio tan barato quizá refleje el esfuerzo que tiene que hacer el copiloto durante las pruebas: probablemente ninguno, teniendo en cuenta que si todo va bien, el coche lo hace todo.

Eso sí, un precio tan barato tiene sus contrapartidas. Los coches están obligados a tener un seguro de, como mínimo, 5 millones de dólares, que cubra daños a la propiedad, personales o incluso la muerte de terceras personas. Además, el copiloto, que debe ser capaz de tomar el control del vehículo en cualquier momento, debe tener al menos 3 años de experiencia como conductor tradicional y un expediente limpio de cualquier accidente que haya causado daños físicos. Naturalmente, si no te quedan puntos en el carné o te lo han cancelado en los últimos 10 años, estás fuera.

Los solicitantes, según señala TechCrunch, pueden presentarse a partir del mes de julio, para recibir su permiso en el mes de septiembre. Una vez lo tengan, si tienen un accidente que suponga daños físicos o a la propiedad, deben comunicarlo al Departamento de Vehículos de Motor en un plazo de diez días. Vamos, que van a estar muy encima de ellos para evitar cualquier problema.

Pese a las muchas restricciones, se trata de la primera regulación para este tipo de vehículos, lo que nos lleva más cerca que nunca de un futuro en el que los coches estén conducidos por pilotos automáticos. Puedes consultar todos los detalles del documento que abre esta nueva era en los términos del permiso publicados en el boletín del Estado de California.

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.