Penas de dos años de cárcel en Japón por descargas ilegales

neutralidad de la redUn cambio en las leyes ha establecido penas en Japón para los usuarios que se descarguen contenido ilegal de Internet. Hasta dos años de cárcel o multas de dos millones de yenes (unos 20.000 euros) de máximo podrían afrontar quienes incurrieran en este delito. Los castigos son más grandes para los que suban material protegido por derechos de autor a la Red.

Las leyes para proteger la propiedad intelectual en Japón han establecido por primera vez penas para el usuario que descargue contenido con copyright. De esta forma, además de penar a los proveedores de material ilegal, se carga contra los que acceden al mismo a través de Internet.

A pesar de que descargar archivos protegidos es ilegal en Japón desde el año 2010 todavía no se imponían penas a quienes incumplían la norma. Sin embargo, los que suben contenido con derechos de autor de forma ilícita pueden ser castigados con un máximo de 10 años de cárcel y con 10 millones de yenes (alrededor de 100.000 euros), según recoge la BBC.

El sector crítico con el endurecimiento de la ley piensa que se deben dedicar energías a frenar a los usuarios que suben el contenido a Internet, en lugar de perseguir a los que hacen uso del mismo, una vez distribuido en la Red.

El mercado de música de Japón es el segundo a nivel mundial, después de Estados Unidos, en lo que a ventas se refiere. Por ello, las compañías de la industria, entre las que está Sony, han llevado a cabo una campaña de presión para reducir la expansión de la piratería, que supera ampliamente en números al negocio legal.

Contenidos Relacionados

Top