Tecnología

Parlam revoluciona el mercado freelance con su nuevo marketplace de traductores

Parlam revoluciona el mercado freelance con su nuevo marketplace de traductores

Nace el marketplace de la tecnológica catalana Parlam, una plataforma destinada a revolucionar el inmenso mercado de los traductores, que al año mueve más de 40 billones de dólares, pero que sigue anclado en un modelo de negocio obsoleto.

El nuevo escaparate de traductores lanzado por Parlam ya está aquí para ofrecer servicios de traducción a clientes de todo el mundo y dar cobertura a traductores de 25 países. Con este marketplace, la tecnológica especializada en la gestión de traducciones pondrá en contacto a particulares y empresas que necesitan traducir cualquier tipo de contenido a otro o varios idiomas, con traductores de todo el mundo que ofertan este servicio lingüístico.

Parlam tiene un doble propósito con esta iniciativa. Por una parte, aumentar la accesibilidad de cualquier empresa, sea más grande o más pequeña, a servicios de traducción de calidad que ofertan freelancers y profesionales nativos y por otra, brindar más oportunidades a los profesionales de la traducción para que puedan conseguir más clientes fuera de su ámbito local, procedentes de cualquier lugar del mundo, evidenciando un modelo disruptivo en base al auge de la economía colaborativa, el trabajo autónomo y la contratación remota.

“El cliente tendrá traductores repartidos por el mundo especializados en diferentes áreas, y podrá gestionar toda la relación con ellos a través de un único punto. De forma gratuita, sin importar el volumen de traducciones, y con un precio de las mismas mucho más competitivo”, explica Xavier Casals, CEO y Fundador de Parlam.

Guía para retener a largo plazo a tus clientes si eres freelance

Parlam elimina los intermediarios -solucionando el problema de la alta tasa de subcontratación, que provoca que los traductores perciban menos dinero debido a los márgenes aplicados, a los que se suma la menor visibilidad y reputación online- y permite gestionar 1.000 traducciones simultáneas en 10 idiomas, con muchos traductores y revisores, sin tener que enviar un solo archivo o correo electrónico, ya que todo el proceso se automatiza a través de su plataforma. 

El marketplace ya brinda cobertura a traductores de 25 países, y cualquier usuario de cualquier lugar del mundo puede acceder a ellos. La primera fase se centrará en España, Francia, Inglaterra, Alemania, Italia y Portugal, ya que tienen los idiomas son los más solicitados, mientras que su siguiente paso es expandirse a Estados Unidos y Canadá. En los próximos 3 años, la compañía espera contar con una base de 90.000 traductores y gestionar 2.000 traducciones al día, en un mercado que crecerá en los próximos cinco años crecerá a un ritmo del 2,5% y cuyo negocio se reparte al entre Norteamérica y Europa, que aglutinan un 905.

Cómo funciona la plataforma de traducción de Parlam

Como muchas otras plataformas destinadas a servicios freelance, el funcionamiento de Parlam es sencillo: los clientes solamente tienen que crear una cuenta de acceso gratuita y contactar con la amplia comunidad de traductores, tanto según el idioma como el área de especialización. El usuario elige con un clic a los que más se adaptan a sus requerimientos y tras crear su proyecto de traducción, sube los archivos y asigna cada idioma al traductor adecuado.

Por su parte, el traductor envía un presupuesto en base a la demanda, y si es aceptado por el cliente, se envía en el plazo del tiempo pactado. Los clientes evalúan a los profesionales, generando una reputación online. A diferencia de otras plataformas genéricas, Parlam brinda la funcionalidad del nicho, la posibilidad de trabajar de forma simultánea una traducción en varios idiomas y la opción de gestionar las transacciones económicas en paralelo, pagando a cada traductor en su moneda local de forma transparente y con la seguridad que garantiza la compañía.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.